Cada vez más neoyorquinos tienen animales prohibidos como mascotas

mono

Dependiendo del país al que nos refiramos, puede ser más o menos sorprendente el hecho de que el ser humano comparta el mismo techo con según qué animal. Lo común: perros, gatos, conejos, hámsteres, pájaros … No es extraordinario que un vecino conviva en su casa con algunos de estos animales; pero si resides en la ciudad de Nueva York y descubres que en el apartamento de al lado vive un chimpancé, como poco, debería resultar algo insólito.

Sin embargo, a juzgar por el número de denuncias que ha recibido el teléfono de emergencia neoyorquino alertando de la presencia de animales exóticos o salvajes, no parece ser algo tan extraordinario. Y es que este año, las quejas de los ciudadanos se han disparado, aumentando un 77% respecto del año pasado, con un total de 315 llamadas entre el 1 de enero y el 15 de septiembre.

Más de la mitad de las denuncias, un total de 164, delataban la presencia de gallos; y 54, se quejaban de la posesión de otros animales de granja. El resto, afecta a los neoyorquinos que tienen como mascotas a hurones, iguanas, monos y serpientes.

La razón de este incremento de denuncias se debe probablemente a que los residentes que se han confinado en sus casas para prevenir la propagación del Covid-10, han escuchado los sonidos y los ruidos de sus vecinos animales como nunca antes.

La primera de las quejas de este tipo surgió el 30 de enero, cuando un testigo acusó a los inquilinos de una casa en el Bronx de tener un chimpancé. Otra denuncia de las mismas características quedó registrada el 7 de marzo. Unos meses después, el 14 de julio, otra persona informó que en el distrito de Queens- donde se han registrado la mayoría de las quejas (89) – había varios monos en un edificio de cinco plantas. Además de Queens, los barrios en los que se han rastreado más denuncias, son el de Brooklyn (77), el Bronx (69), y Staten Island (57), seguidos de Manhattan, donde se han denunciado 23 mascotas ilegales.

Otras especies fueron también descubiertas años anteriores en la ciudad de la Gran Manzana, cuando se alertó de la presencia de cebras, elefantes, murciélagos y hurones.

Cada estado en EEUU tiene sus propias leyes sobre los animales domésticos
Estos últimos, los hurones, están permitidos en algunos estados del país, aunque en la ciudad de Nueva York, están prohibidos desde que, en 1999, el entonces alcalde, Rudi Giuliani, introdujo la prohibición por el peligro de contagio de la enfermedad de la rabia, frecuente en estos animales. El actual alcalde, Bill De Blasio, consideró levantar la prohibición en 2015, haciendo la correspondiente propuesta al Consejo de Salud, pero finalmente esta no prosperó.

Aunque en Nueva York la ley establece que no se le permite poseer ningún animal salvaje, no todos los estados del país se rigen por la misma legislación, y dentro de cada estado, puede haber especificaciones dependiendo del condado o la ciudad. Así, el estado de Nevada es uno de los más flexibles en cuanto a leyes de mascotas exóticas, donde algunos animales como tigres, primates no humanos, elefantes y lobos, son legales para tener sin necesidad permiso.

En Arkansas, donde los leones, tigres y osos son ilegales para tener en una propiedad doméstica, hay un límite de seis animales por dueño para gatos monteses, ardillas, conejos, mapaches, ciervos, coyotes, y zorros grises y rojos, entre otros. En Illinois, los primates no están permitidos como mascotas, a menos que hayan sido adquiridos antes de 2011 y estén registrados.

George Clooney, Miley Cyrus, Justin Bieber… los famosos crean tendencia con sus animales exóticos domésticos

Las modas pasajeras y la compra de mascotas exóticas, responden en ocasiones a la tendencia a imitar el comportamiento de algunos famosos. Aumentó la venta de cerdos vietnamitas (que pueden llegar a pesar 150 kg), cuando el actor George Clooney adquirió uno para tenerlo como mascota. También la cantante Miley Cyrus, adoptó un mini pig, un cerdo miniatura.

View this post on Instagram

MileyCyrus #MileyCyrus #MileyCyrusSexy #MileyCyrusHot #Age22 #BlueEyes #SexyBlondes #SexyBlonds #MileyCyrusWeCantStop #WeCantStop #MileyCyrusWeWontStop #DestinyHopeCyrus #MC #Horny4MileyCyrus #👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅#SmilerForeverAndLonger #SmilersForever #Horny4MileyCyrus 👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅👅😻😻😻😻😻😻😻😻😻😻😻😻😻😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍😍#MileyCyrusSexyHair #MileyCyrusHair #MileyCyrusParty 🍕👅🍕#BangerzBitch #MileyCyrusBuzzed #MileyCyrusEyes #MileyCyrusSexyEyes🐷🐷💖 #MileyCyrusPigs #MileyCyrusAnimals #MileyCyrusPig

A post shared by RaphaelaleJ notice Aug17/2020 (@netflixbabysitter) on

La adquisición por parte de Justin Bieber, de dos gatos de la raza savannah por los que pagó 35.000 dólares (unos 40.700 euros), no estuvo exenta de polémica al estar clasificada como exótica. Esta raza es conocida por ser la del gato doméstico más grande que hay, al estar cruzado con un gato cerval, un gato salvaje de África. Sin embargo, tanto en California, donde reside, como en Carolina del Sur, sí están permitidos.

View this post on Instagram

Cat dad for life. @kittysushiandtuna

A post shared by Justin Bieber (@justinbieber) on

El ex boxeador Mike Tyson, quien adquirió tres tigres blancos como mascotas mientras cumplía condena por agresión sexual, recientemente reconoció que había sido un error, lamentando la agresividad de uno de ello cuando atacó a una mujer que invadió su propiedad. “Los amaba … (pero) no debería haberlos tenido en mi casa. Estaba equivocado”.

View this post on Instagram

The original #tigerking

A post shared by Mike Tyson (@miketyson) on

La multimillonaria Paris Hilton tuvo que devolver el kinkajou – mamífero carnívoro americano que había comprado en un viaje a Las Vegas, cuando las autoridades lo declararon ilegal.

Otro caso singular es el de la influencia que tuvo la película de animación “Rango”, que hizo que se disparase la venta de camaleones, o la serie de dibujos animados de las “Tortugas Ninja”, que arrasó en las pantallas hace más de 30 años y por la que, como efecto colateral, los niños se volvieron locos por las tortugas acuáticas de orejas rojas. El último film de esta franquicia homónima se rodó en 2017, provocando igualmente el entusiasmo de los más pequeños por estos pequeños seres.

Nos obstante, es importante destacar las razones por las que no se deben tener animales no domésticos, teniendo en cuenta el mercado negro en el que se desenvuelve, el maltrato animal que esto conlleva, el peligro que puede contraer para otras personas, y, en caso de no ser peligrosos, el daño psicológico que puede acarrear cuando se les saca de su hábitat natural y son integrados en una vida urbana.

El famoso y legendario “Tigre de Harlem”, vivió 3 años en un apartamento de cinco habitaciones

El año pasado, un tigre de más de 450 kilogramos fue encontrado en una casa abandonada en el sureste de Houston (Texas), cuando un joven entró con la intención de fumar marihuana. El animal, que estaba dentro de una jaula, sin comida ni agua y en condiciones deplorables, afortunadamente pudo ser salvado y trasladado a santuario de animales donde convive con otros 800 tigres rescatados. Su dueña, tres meses después del descubrimiento, fue arrestada por la policía y acusada de maltrato animal bajo una fianza de 100 dórales (86 euros).

A diferencia de otros años, este 2020 no se han reportado en Nueva York, al menos de momento, denuncias referentes a leones, tigres ni osos, aunque algunos recordarán al felino Ming, de algo más de 136 kilogramos, descubierto en un edificio en el neoyorquino barrio de Harlem.

El famoso tigre, que vivió en el apartamento tres años, fue trasladado al santuario de animales de Ohio después de atacar a su dueño. La convivencia en el piso de cinco habitaciones había sido “amorosa y pacífica”, contaba su propietario Antoine Yates, hasta el día que este rescató un gato callejero. Ming no estaba contento con su nuevo compañero de piso, y Yates tuvo que mediar para que no le hiciera daño al pequeño felino. Fue entonces cuando Ming, adquirido en Minesota cuando tenía apenas ocho semanas, por primera vez atacó a un humano, hundiendo sus colmillos en la pierna y el brazo de su amo.

El legendario tigre murió el año pasado y fue enterrado en el cementerio de mascotas de The Hartsdale. En su lápida, bajo su nombre tallado, reconocido como Ming “Tigre de Harlem”, se puede leer: “Legendario tigre de Nueva York, criado en el apartamento 5E en Drew Hamilton Houses en 141st y Adam Clayon Powell Jr. Blvd”.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Gorilas en peligro

La empresa británica SOCO pretende extraer petróleo en el parque amenazando severamente su existencia