Capturan en una imagen cómo una anguila se abre paso por el estómago de una garza en pleno vuelo

garza anguila

Una anguila que luchaba por su vida hizo un movimiento “a lo alien” al salir del estómago de una garza que acababa de tragársela entera, según las fotos tomadas por un fotógrafo aficionado en Delaware de nombre Sam Davis, con el que ha charlado el medio LiveScience.

Las fotos muestran a la anguila, con su cabeza colgando en el aire, mientras la garza, con un aspecto sorprendentemente relajado, vuela hacia adelante.

El inusual evento atrajo mucha atención entre otros depredadores, dijo Sam Davis, un ingeniero de Maryland que tomó las fotos en la costa de Delaware. Varias águilas jóvenes y un zorro estaban siguiendo a la garza, posiblemente con la esperanza de buscar comida en caso de que la garza o la anguila serpiente no sobrevivieran.

Cuando Davis vio por primera vez el extraño vuelo, pensó que una serpiente o una anguila había mordido el cuello de la garza. Davis estaba entre 75 y 100 metros de distancia de los animales, pero tenía un teleobjetivo para la fotografía de largo alcance, así que tomó fotos mientras veía a la garza volar e incluso aterrizar en el agua con la anguila todavía pegada a ella. “La garza no parecía actuar de forma muy diferente”, dijo Davis a Live Science.

No fue hasta que Davis regresó a casa y editó las fotos cuando se dio cuenta de que la anguila no estaba mordiendo a la garza. Después de ampliar las fotos, “pude ver la anguila, se podían ver sus ojos”, dijo. “En realidad estaba saliendo desde dentro”.

Las fotos muestran “una vista bastante asombrosa”, dijo John Pogonoski, un ictiólogo de la Colección Nacional de Peces de Australia en la Organización de Investigación Científica e Industrial de la Commonwealth (CSIRO). “Pensaría que esto es muy raro, al menos hasta donde yo sé.”

A principios de este año, Pogonoski y sus colegas publicaron un estudio en la revista “Memoirs of the Queensland Museum” sobre las anguilas, detallando cómo las anguilas pueden escarbar en las tripas de los peces que se alimentan de ellas. “Pero por lo general no llegan muy lejos”, dijo al mismo medio.

Una vez tragadas, las anguilas serpiente pueden usar sus duras cabezas o colas para salir del tracto digestivo, pero normalmente terminan en la cavidad corporal del depredador, donde mueren definitivamente.

En una ocasión, “un coautor del artículo descubrió una anguila serpiente viva dentro de un pez que atrapó cuando lo limpió para comérselo”, dijo Pogonoski.

Davis nunca supo qué pasó con la garza y la anguila serpiente fotografiadas en Delaware en 2011 (subió las fotos a un sitio de naturaleza hace sólo unos meses). Cuando dejó la orilla, la garza todavía estaba volando con la anguila serpiente colgando debajo de ella.

Según Pogonoski, “la garza posiblemente sobrevivió, no parecía demasiado inconveniente, pero dependería de lo bien que sanara la herida y si era capaz de evitar una infección”.

Tags:

Esto tambien te puede interesar