Córdoba: alarma por la invasión de alacranes venenosos en varias ciudades

Habitan preferentemente en zonas arenosas y en regiones desérticas para cavar sus madrigueras. Sin embargo, con el correr de los años, el alacrán logró introducirse sigilosamente en las ciudades cordobesas de Cruz del Eje, San Francisco, Balnearia, Córdoba, Jesús María y Río Cuarto, entre otras. 

 
Esta sobrepoblación de la especie Tityus trivittatus generó un alto incremento de pacientes en los Centros de salud, la mayoría con síntomas propios de mordeduras o  picaduras, fiebre intensa, hipotermia, convulsiones, vómitos y broncorrea. 
 
Desde el Centro de Zoología Aplicada, dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba, en colaboración con la Administración Nacional de laboratorios e Institutos de Salud (ANLIS), se está trabajando en la producción del antiveneno, además de comprender las causas de su expansión, y generar políticas públicas para su pronta erradicación. 
 
En diálogo con la Agencia CTyS, el investigador del Centro, Gustavo Jorge Reati, explica que “el proyecto consiste en proveer al ANLIS  la mayor cantidad de escorpiones para que luego los centros de salud de Córdoba puedan estar provistos de los sueros anti-escorpiones en tiempo y forma”. 
 
Esta problemática tomó forma cuando los centros de salud comenzaron a reportar casos de pacientes con picaduras de alacranes en zonas residenciales: “Con los estudios iniciales se descubrió que los alacranes se escondían en las cloacas de las viviendas y por la noche salían a cazar. A partir de ahí armamos un mapa del escorpionismo y recolectamos datos de  los casos más afectados”, explicó el experto.
 
Los alacranes aprovecharon los desagües de las viviendas para alimentarse de las cucarachas y otros insectos, además de ocultarse de las lagartijas y las aves, que son sus principales depredadores. “Creemos que el cambio climático y la proliferación de las redes cloacales son las principales causas que provocaron la aparición de estos arácnidos”, expresó Reati.
 
El ANLIS es el único instituto en Argentina que fabrica el antídoto y realiza investigaciones en torno a animales venenosos, como serpientes y arácnidos. “Justamente se está participando de  un proyecto multiprovincial entre Mendoza, Santiago del Estero, Catamarca, y Misiones para recolectar datos de los accidentes y así determinar las causas físicas”, concluyó el especialista.
 
Las provincias más afectadas, aparte de Córdoba, son Catamarca, La Rioja, Salta y Jujuy; éstas dos últimas tienen otra especie de alacrán con mayor incidencia: el Tityus confluens, muy similar a trivittatus en sus características corporales y de envenenamiento.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Crece el tráfico de mariposas y escarabajos en Bolivia

Los traficantes sacan los ejemplares fuera de las fronteras mediante vuelos directos

Bahamas: científicos observan a especies de delfines que viven juntos

Ambas especias pasan 15 por ciento del tiempo juntos, en actividades como cazar, jugando ...