El calentamiento global empuja a los depredadores marinos al Ártico

Más leídas

Los depredadores marinos por el calentamiento global ampliaron sus rangos de expansión en las aguas del Ártico durante los últimos veinte años, impulsados por el cambio climático y los aumentos asociados en la productividad.

Los mares que rodean el Ártico son importantes regiones pesqueras y ecológicas; también se encuentran entre las áreas más afectadas por el cambio climático. Los efectos del calentamiento de las aguas y la pérdida de hielo marino en la biodiversidad de estas aguas y, por lo tanto, en su ecología, aún no se conocen por completo.

Un equipo internacional de investigadores dirigido por la Dra. Irene D. Alabia en el Centro de Investigación del Ártico en la Universidad de Hokkaido ha examinado los cambios regionales y en todo el Ártico en la riqueza de especies, la composición y las posibles asociaciones de especies. Sus hallazgos, publicados en la revista Scientific Reports, muestran que los cambios recientes en la biodiversidad fueron impulsados por expansiones generalizadas del rango de expansión de especies hacia los polos.

“Usamos datos sobre la presencia de 69 especies de depredadores y mesodepredadores en ocho áreas del Ártico entre 2000 y 2019”, explica Alabia. “Combinamos esta información con datos del calentamiento global y de productividad durante el mismo período para mapear las distribuciones de hábitat específicas de las especies”.

El equipo calculó la riqueza de especies, la composición de la comunidad y las coincidencias entre pares de especies a lo largo del período de estudio de veinte años en cada una de las ocho áreas árticas. Pudieron inferir asociaciones de especies potenciales y cambios en las mismas a partir de los datos de co-ocurrencia.

Como afecta el calentamiento global en Ballenas y tiburones

Su hallazgo más importante fue que la riqueza de especies (la cantidad de especies diferentes representadas en las regiones de estudio) aumentó durante el período de estudio, impulsada por la migración hacia el norte de los depredadores principales, como las ballenas, los tiburones y las aves marinas. Los mesodepredadores, como los peces y los cangrejos, exhibieron un grado relativamente limitado de migración hacia el norte, confinados a los mares poco profundos de la plataforma continental del Pacífico y el Atlántico. Aunque la extensión espacial varía, esta expansión hacia el norte fue impulsada por cambios en el clima, la productividad o ambos.

Estos cambios en la biodiversidad impulsados por el clima, a su vez, provocaron alteraciones en las posibles asociaciones de especies debido a la superposición de hábitats entre taxones de diferentes comunidades marinas durante períodos sin precedentes de cambios en la temperatura y el hielo marino.

“Nuestros hallazgos revelaron que los cambios en el clima y la riqueza de especies en el Ártico varían en diferentes áreas marinas grandes y resaltan regiones potenciales de clima y puntos críticos de productividad, y áreas emergentes de ganancia de especies”, concluyó Alabia. “Esta información es relevante para fortalecer los esfuerzos de conservación y gestión para el uso sostenible de los recursos bajo las huellas cada vez mayores del cambio climático en el Ártico”.

Últimas noticias

Machupicchu obtuvo la certificación como destino de turismo carbono neutral

Descubre por qué Machupicchu es considerado una de las Siete Maravillas del Mundo Moderno y un destino carbono neutral.