Encuentran ballena con 16 kilos de plástico en su estómago

Más leídas

Las costas del suroeste de Francia vieron perecer a una ballena varada que presentaba una extrema delgadez y la razón de esto, resultó ser que en su estómago albergaba 16 kilos de plástico. Una hembra de la especie picuda de Cuvier (Ziphius cavirostris), de aproximadamente cinco metros de largo apareció muerta y en descomposición en la playa de aquel país.

Autopsia reveló gran cantidad de plástico en la ballena

Se encontró el cuerpo de la ballena en la playa de Messanges, una localidad al suroeste de Francia que colinda con el Océano Atlántico. Una vez que el cuerpo del cetáceo se retiró de la playa, se trasladó directamente para realizar los estudios pertinentes y determinar la causa del fallecimiento. La autopsia realizada por un equipo de conservacionistas del Observatorio Pelagis e Itsas Arima, descubrió la gran cantidad de plástico en el estómago de la ballena.

El lamentable hallazgo pudo arrojar las causas de muerte. Como era de esperarse, la ballena perdió la vida debido a la gran cantidad de plástico en su estómago. Esta no es la primera vez que un cetáceo pierde la vida por estas razones. Se han presentado otros incidentes en donde los desechos del hombre han causado la muerte a especies marinas.

13 millones de toneladas de plásticos cada año

El océano está plagado de una cantidad enorme de plásticos que el humano desecha cada día. Según la Organización de las Naciones Unidas, cada año 13 millones de toneladas de plástico se filtran en los océanos. Desechos que causan la muerte de al menos 100 mil especies marinas, una cifra sumamente preocupante.

Entre los desechos que se encontraron dentro del estómago de la ballena picuda de Cuvier, se hallaron bolsas desechables, envoltorios y paquetes de pasta. Una vez que los plásticos ingresan en el sistema digestivo de las especies, hay poco que se pueda hacer. Los desechos tienden a adherirse a las paredes intestinales de los cetáceos, obstruyendo la capacidad de absorción de nutrientes. Lo que podría traducirse en una muerte lenta y dolorosa.
Esta es la primera vez que una ballena aparece muerta en las costas de Francia, así que los equipos profesionales revisaron exhaustivamente al cetáceo. Descubrieron que además de la gran cantidad de basura en su estómago, la ballena presentaba una condición parasitaria. El mal funcionamiento de sus riñones, evidentemente se vio acelerado por la ingesta de plásticos que mermó aún más la salud del animal.

Últimas noticias

ONU: piden una legislación más estricta para los crímenes contra el ambiente

La penalización de los crímenes contra el ambiente es un desafío global. Qué se está haciendo para proteger nuestro entorno.