En un futuro todo será un panel fotovoltaico

Más leídas

Los avances vertiginosos en la tecnología solar y la disminución de los costes están allanando el camino hacia un futuro en el cual los edificios generarán su propia energía gracias a paneles solares.

Los paneles solares se están volviendo cada vez más asequibles, lo que está provocando una transformación en la construcción, permitiendo que los edificios generen su propia energía con costos adicionales mínimos.

A medida que el precio de los paneles solares disminuye, estos se integran en la estructura de los edificios, dotándolos de una mayor atractivo visual y funcionalidad. Se están desarrollando innovaciones como los paneles solares transparentes, que permiten la creación de ventanas que generan energía. Incluso se han lanzado al mercado tejas solares de bajo consumo.

La rápida disminución de los costos de los paneles fotovoltaicos está dando lugar a una nueva era en la construcción de edificios, en la cual la tecnología solar se integra en la propia estructura en lugar de ser agregada posteriormente como una ocurrencia tardía. Este cambio tiene implicaciones profundas tanto para la estética como para la funcionalidad de los edificios, así como para el potencial de generar una mayor cantidad de energía renovable en entornos urbanos.

Un ejemplo de esta transformación es el desarrollo de la energía fotovoltaica integrada en edificios (BIPV, por sus siglas en inglés). El BIPV reemplaza los materiales de construcción tradicionales, como el vidrio y las tejas del techo, por materiales integrados con energía solar que tienen una doble función: generar electricidad y proporcionar aislamiento, reducción de ruido y protección contra las inclemencias del tiempo. Esto abre una gran cantidad de oportunidades para la personalización, el diseño y la mejora de la eficiencia energética en los edificios.

Disrupción en la industria de la construcción

A medida que los paneles solares se vuelven más rentables, se observa una creciente tendencia hacia la integración de la energía fotovoltaica en diversos aspectos de la construcción de edificios. Las ventanas solares, las fachadas solares y los techos solares son opciones de BIPV que se pueden instalar durante la construcción o la renovación de edificios, lo cual transforma nuestra concepción de los materiales de construcción tradicionales.

Por ejemplo, se puede utilizar vidrio solar con tecnología fotovoltaica en ventanas fijas, ventanas perforadas y muros cortina, entre otras aplicaciones. Este enfoque innovador no solo genera energía limpia, sino que también mejora la apariencia estética de los edificios.

Aunque la adopción de BIPV se enfrenta a desafíos como los altos costes y la falta de conciencia entre los constructores y las empresas, el interés creciente en la funcionalidad ha llevado a una disminución de los precios y a una mayor asequibilidad. La educación sobre los programas de precios y la demostración de la utilidad práctica hacia iniciativas de construcción de energía neta cero pueden ayudar a combatir los conceptos erróneos y fomentar la adopción de la tecnología BIPV.

Últimas noticias

China realiza la donación de tres parques fotovoltaicos a Cuba

Entérate de la donación de parques fotovoltaicos por parte de China a Cuba y cómo contribuyen a la soberanía energética del país caribeño.