Investigadores descubren una nueva especie de abeja en Doñana

Un equipo de la Estación Biológica de Doñana-CSIC y la Universidad de Mons ha identificado una nueva especie de abeja del género Andrena en los Pinares de Aznalcázar, en el entorno de Doñana (Huelva).

Según ha informado el CSIC en nota de prensa, el género Andrena es uno de los más diversos y numerosos, con más de 1.600 especies descritas en todo el mundo. Sin embargo, «su complejidad y la falta de conocimiento de las faunas locales en muchas áreas, como el sur de Europa, hace que aún quede mucho más por conocer sobre ellas».

La nueva especie fue detectada en un muestreo realizado por el equipo en las principales áreas protegidas de Doñana entre 2015 y 2021. En esta colección, se identificaron un total de 51 especies del género Andrena, incluyendo esta nueva especie nunca antes descrita, que ha sido recolectada en los Pinares de Aznalcázar. El equipo ha descrito que «su periodo de vuelo es muy temprano, ya que empieza a volar a finales de enero». Además, los investigadores creen que podría estar especializada en utilizar un solo recurso floral, el gamón –Asphodelus ramosus–.

Los investigadores han bautizado a esta nueva especie como Andrena ramosa por dos motivos. Por un lado, el entomólogo inglés de la Universidad de Mons, Thomas Wood, propuso llamarla ‘ramosa’ por el tipo y cantidad de pilosidad que presenta la Andrena en el tercer par de patas.

Por otra parte, el nombre de la nueva especie nombre se ajusta a la especie de planta de la que se podría alimentar ‘Asphodelus ramosus’, según han indicado Ignasi Bartomeus y Curro Molina, de la Estación Biológica de Doñana-CSIC.

Tras los respectivos análisis, el equipo descubrió que «sorprendentemente, esta nueva especie tenía más similitudes con grupos de abejas del Mediterráneo oriental que del occidental», ha indicado el investigador de la Estación Biológica de Doñana-CSIC, Ignasi Bartomeus.

«Dado el gran número de especies que se cree que continúan sin ser descritas en zonas poco estudiadas del Mediterráneo, es posible que descubramos nuevas especies que ayuden a entender su distribución», ha señalado el investigador, a lo que ha añadido que «a medida que nuevas técnicas genéticas se vayan implementando, se podrá ubicar especies desconocidas y poco estudiadas con mayor precisión en el árbol filogenético».

Por otro lado, el entomólogo de la Estación Biológica de Doñana-CSIC, ha destacado que «es paradójico que, precisamente, las zonas con más diversidad de abejas, como las del clima Mediterráneo, sean las menos estudiadas».

De hecho, Ignasi Bartomeus y Curro Molina, junto con la investigadora Ainhoa Magrach del Basque Centre for Climate Change –BC3–, han fundado la asociación Abejas Silvestres, que tiene como objetivo conservar y proteger las más de 1.000 especies de abejas silvestres de la península ibérica. En su página web se puede encontrar un mapa muy completo de las distintas especies de abejas y dónde se encuentran, así como materiales divulgativos y guías para identificarlas.

El Espacio Natural de Doñana «es una zona que muestra la gran variedad de hábitats que existen en la península ibérica. Aunque se sabe que las especies endémicas de esta zona tienen una distribución muy pequeña, muchas de las especies de abejas de esta región se han descubierto tan sólo recientemente, lo que sugiere que se necesitan más estudios focalizados en esta región», han subrayado desde la Estación Biológica de Doñana-CSIC.

Tags:

Esto tambien te puede interesar