sábado, noviembre 26, 2022

Japón sigue cazando ballenas con ‘fines científicos’

Más leídas

Japón continúa tratando de convencer a la Comisión Ballenera Internacional de que su plan de capturas en la Antártida tiene un estricto carácter científico.

La CIB pidió a Tokio información que justificase la captura de 333 ballenas minke, que es la cantidad de ballenas propuestas en el plan de este año aunque debieron dejar de cazarlas en la temporada 2014-2015.

Japón es un importante comercializador de carne de ballena, actividad que han disfrazado bajo el nombre de ‘cacería científica’. El argumento principal de Tokio para cazar ballenas, en especial las minke, es que consideran que la población actual es lo suficientemente grande como para aguantar el número de ejemplares que pretenden ejecutar anualmente.

Los japoneses dicen necesitar ese número de ejemplares para conocer más sobre la edad de la población de las ballenas, con esto se podría definir una cuota que no afecte su supervivencia. Por otro lado, no tendrían nada que estudiar si escucharan las peticiones de la CIB y desistieran seguir cazando.

En el 2014, la Corte Internacional de Justicia calificó de abusiva la cacería científica de Japón ya que los fines comerciales que oculta son muy obvios. Ya que la invitación a dejar a cazar por parte de la CIB no es obligatoria, Japón puede tomar la decisión de seguir cazando de esta manera mientras sigan justificando a medias las matanzas.

  Hallan una ballena muerta en pleno río Paraná
Últimas noticias

Sudáfrica: Un cazador de rinoceronte fue sentenciado a 52 años de prisión

Sipho fue arrestado en el Parque Nacional Kruger (KNP) en septiembre de 2016 y nuevamente en diciembre de ese año

Noticias relacionadas