La verdad detrás de las “serpientes con cabeza de martillo” que causan terror en Estados Unidos

Un grupo de residentes del estado de Virginia en Estados Unidos contactó al Centro de Manejo y Control de Vida Silvestre para reportar la aparición de varios ejemplares de “una serpiente con cabeza de martillo”.

Los especialistas recorrieron los diferentes lugares donde los habitantes habían visto al extraño animal y luego de algunos análisis, identificaron al ejemplar como un enorme gusano de origen asiático que pertenece al género bipalium kewense.

“Identificamos miles de serpientes cada año. Pero el problema es que nunca antes habíamos visto algo así y no estamos seguros de si es una aberración de la naturaleza”, señaló el portavoz de la agencia estatal norteamericana.

Según los expertos, el gusano de cabeza plana es considerado una plaga. El animal, procedente de la península de Indochina, puede alcanzar entre 25 y 30 centímetros de largo.

A pesar de ser originario de un sitio tan lejano, este animal se introdujo en el territorio estadounidense hace casi un siglo y habría llegado a escondidas en plantas procedentes del continente asiático.

El gusano nunca antes se había detectado en Virginia. Según el Instituto de Especies Invasoras de Texas, hasta ahora su presencia se había documentado en California, Florida, Georgia, Luisiana, Carolina del Norte, Carolina de Sur y Texas.

Para tranquilidad de la población, los expertos determinaron que este tipo de gusano no es peligroso para los humanos ni para las mascotas. Su alimento principal son las lombrices aunque también pueden alimentarse de otros organismos.

Los gusanos de cabeza plana son hermafroditas, es decir, que tienen órganos reproductivos tanto femeninos como masculinos, y se reproducen de manera asexual, lo que puede explicar su capacidad de proliferar en regiones donde antes no habitaban.

Uno de los superpoderes de estos gusanos es su capacidad de regenerarse, ya que, incluso tras ser cortados en 300 partes, los fragmentos pueden producir un organismo independiente. “Cuando un pequeño trozo de gusano se desprende, la mitad frontal se deslizará y, en unos 10 días, se formará una nueva cabeza en la mitad posterior. El gusano puede regenerarse varias veces al mes”, manifestó el instituto texano en su página web.

Esta característica, según los expertos, es lo que hace que este invertebrado sea muy difícil de matar, aunque algunos horticultores aseguraron que utilizan sal o esencia de naranja para controlarlos cuando se convierten en una plaga.

Tags:

Esto tambien te puede interesar