Las ballenas francas de Chile y Perú son únicas, y solo quedan 50 en el mundo

La ciencia tenía grandes sospechas de que la población de ballena franca que surca los mares de Perú y Chile, la Eubalaena australis, era única en el mundo, pero no existía la prueba genética que lo confirmara.

Esto comenzó a cambiar en febrero de 2017, cuando varó muerta en la playa Mar Brava, en la región de Los Lagos, al sur de Chile, una de estas ballenas. El animal estaba gravemente herido después de haber pasado, probablemente, meses atrapado en una red de pesca. Las científicas del Centro de Conservación Cetácea en Chile (CCC) tomaron fotografías de la ballena y extrajeron una muestra de piel —la única que existe hasta hoy de esta población— para obtener información genética acerca de la especie.

Dos años después, la muestra arrojó un dato clave: la Eubalaena australis, no existe en ningún otro lugar del planeta y los 50 individuos que se estima que quedan de esta población considerada en Peligro Crítico de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), son efectivamente los últimos.

Pero, además, los científicos revelaron otro hallazgo importante: las ballenas de Chile y Perú están mucho más emparentadas con las francas de Australia y Nueva Zelanda, es decir, con las del océano Indopacífico, que con las de Argentina y Brasil pertenecientes al océano Atlántico Suroeste.

El origen de la Eubalaena australis

Por un asunto de cercanía geográfica, los expertos pensaban que las ballenas francas de Chile y Perú estarían más próximas a las de Argentina. Pero lo cierto es que “el elemento que es distintivo de la población de Australia y Nueva Zelanda y que la hace diferente a cualquier otra del mundo, fue encontrado en estas ballenas [en las de Chile y Perú]”, asegura Bárbara Galletti, coautora de la investigación publicada en la revista Journal of Heredity y presidenta del CCC.

Pero eso no es todo. Las ballenas chileno-peruanas podrían ser la población madre que dio origen a las francas del Indopacífico y del Atlántico Suroeste.

“Por diferenciación geográfica, las poblaciones van cambiando genéticamente, acústicamente y van conformándose en especies y subespecies distintas”, explica Galletti. Así, en su evolución, “las ballenas van formando grupos diferentes y esta población de Chile y de Perú podría ser la primera que dio origen a las otras”, señala la experta.

Los científicos pueden hoy pensar en esa posibilidad, ya que lo que se descubrió es que la muestra de la ballena varada en playa Brava es la única que tiene los códigos genéticos tanto de la población del suroeste Atlántico como de la población del Indopacífico.

El descubrimiento realizado por este equipo multinacional de científicos es un avance importante que puede sentar las bases para construir políticas que permitan la continuidad de la ballena franca en los océanos del sur y evitar que las cinco decenas de ejemplares que quedan se conviertan en cero.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Estados Unidos: Mueren cuatro osos envenenados con chocolate

Dos hembras adultas y dos cachorros fueron hallados sin vida en New Hampshire al ...