viernes, diciembre 2, 2022

Los cuernos de los rinocerontes están encogiéndose por la caza desmedida en África

Más leídas

Sudáfrica, Namibia, Zimbabue y Kenia: estos países albergan a las poblaciones restantes de rinocerontes silvestres. A comienzos del siglo XX, según los registros de World Wildlife Fund (WWF), había 500 mil ejemplares en libertad, distribuidos entre estos territorios. En la actualidad, sin embargo, queda menos del 10 % de esa cifra. En gran medida, denuncia la institución, a causa de la caza desmedida en busca de cuernos de rinoceronte.

La presión ecológica que los seres humanos imprimimos en la especie ya está modificando su cuerpo. En años recientes, investigadores de la Universidad de Cambridge han visto cómo los cuernos de rinoceronte han disminuido en tamaño. Los científicos sospechan que es una manera de evolución forzada, que la especie está tomando para protegerse a sí misma. Esto es lo que sabemos.

Una evolución vertiginosa (y forzada)

A partir de la colonización europea de África, la caza se empezó a considerar como una actividad recreativa. Particularmente, de especies grandes: elefantes, leones, tigres y rinocerontes han sido víctimas del avance aplastante de los invasores europeos. Sus cadáveres se han repartido en Europa y Asia, casi a manera de trofeo de exploración.

De la misma manera, los colmillos de felinos grandes y los cuernos de rinoceronte han tenido funciones en la medicina tradicional asiática y africana. Por lo cual, aunque su comercialización es ilegal, se venden a cifras exorbitantes en el mercado negro. A veces, incluso, como afrodisiacos.

Un estudio reciente de la Universidad de Cambridge arroja luz sobre las consecuencias fisiológicas que estas dinámicas han tenido sobre los rinocerontes. A partir de un archivo fotográfico, los investigadores se dieron cuenta de que sus cuernos se han encogido en menos de un siglo.

  Una de cada ocho especies de aves del planeta está en riesgo de extinción

¿Un mecanismo de defensa?

El estudio se publicó en People and Nature, donde el equipo midió los cuernos de 80 rinocerontes fotografiados de perfil entre 1886 y 2018. Los archivos pertenecen al Rhino Resource Center, e incluyen las cinco especies de rinocerontes: blanco, negro, indio, javanés y sumatra. Todas han sido víctimas del mismo fenómeno.

Según los investigadores, los cazadores ilegales buscan a los rinocerontes con cuernos más largos porque les pueden sacar más provecho. Así, la población de rinocerontes con cuernos más pequeños es la que sobrevive, y sus características genéticas se transmiten a las generaciones venideras.

“Estábamos muy emocionados de poder encontrar evidencia de fotografías de que los cuernos de rinoceronte se han vuelto más cortos con el tiempo”, explica el autor principal del estudio, Oscar Wilson, en un comunicado. “Son probablemente una de las cosas más difíciles de trabajar en historia natural debido a las preocupaciones de seguridad”.

Aún así, el hecho de que sus cuernos se encojan no es una buena noticia. A lo largo de millones de años, los rinocerontes los desarrollaron para defenderse y agarrar comida. Por ello, al reducirse sus herramientas de defensa y alimentación, la especie también se enfrenta a nuevos retos para sobrevivir.

Últimas noticias

Luz y oscuridad: así fue cómo el jaguar se convirtió en un animal sagrado

Este 29 de noviembre se conmemoró el Día Internacional del Jaguar, un intento para concientizar la preservación de la especie

Noticias relacionadas