Los guerreros vikingos tenían un lazo especial con sus mascotas, según investigadores

Más leídas

Los animales han acompañado a la humanidad desde hace varios milenios, incluso su domesticación ayudó al asentamiento de sociedades en diferentes partes del mundo, gracias a sus habilidades para realizar tareas en la ganadería, control de plagas, transporte, entre otras. Un estudio publicado en la revista científica PLoS ONE reveló que los grupos vikingos realizaban sus viajes en barco acompañados de perros, caballos y cerdos.

Tessi Löffelmann de la Universidad de Durham, encabezó una investigación con el grupo de arqueología del instituto inglés, en la cual se registró la primera evidencia científica que sugiera que estas tribus salvajes reconocidas por su prácticas violentas, cruzaron el Mar del Norte desde el siglo IX.

Los investigadores estudiaron los restos calcinados encontrados en 3 de los 59 montículos separados que se encuentran en Heathwood, uno de los cementerios escandinavos que pertenecieron a los guerreros vikingos que navegaron hacia el oeste del territorio inglés. Entre el estudio de las partículas dejadas por las inhumaciones, el grupo de investigación se percató que existen partes que pertenecían a humanos y animales domesticados.

“El adulto y los animales en el Montículo 50 definitivamente no son del área alrededor de Heathwood”, detallaron los investigadores en su estudio, en cuanto que eran agentes externos al lugar.

Los arqueólogos tienen la creencia que los vikingos añadieron a los animales en estos montículos funerarios en un sentido de ritual, lo que significa que ya existía una relación clara con los humanos.

El valor de los animales

De acuerdo con los estudios químicos que realizaron, los tres animales que murieron no crecieron en Inglaterra sino que tenían sus orígenes escandinavas, lo que sugiere que los aún fueron utilizados para hacer diferentes tipos de tareas.

Los animales que formaron parte de la misma pila habrían pasado por un proceso de selección implícito en los rituales de sacrificio, puesto que a menos de que no hayan muerto en los campos de batallas, su muertes no tendrían algún tipo de beneficio para esta tribu.

“En Heathwood observamos un rito de carácter fuertemente simbólico. Este es el caso especialmente en un escenario en el que el Gran Ejército Vikingo tenía la intención de establecer en un nuevo entorno”, detallaron los investigadores en su estudio, lo que quiere indicar que más allá de saquear territorios ingleses querían asentar sociedades.

La relación histórica entre los humanos y los animales es compleja de entender, sobre todo en los grupos de Vikingos, puesto que a diferencia de la convivencia actual que hay entre ambos, en esos tiempos la jerarquía entre ambos “no existía”, de acuerdo con otros investigadores.

Relación vikingos-animales

Tessi Löffelmann consideró que el caballo y el perro eran compañeros de los vikingos, sin embargo aún no encuentra cuál es la relación que tenía con el resto de los animales, sobre todo con aquellos que forman parte de la mitología escandinava.

Los restos del can, a diferencia del caballo y el cerdo, no fueron incinerados en su totalidad sino fue de manera parcial, por lo que estiman tenía alrededor de 11 meses de muerto al momento que fue cremado.

El grupo de investigación confirmó que estos resultados coinciden con el contexto histórico de la época, puesto que durante esos años los vikingos habían llegado a las costas inglesas a través del Mar del Norte y se fueron asentando en diferentes puntos hasta llegar al corazón de Inglaterra.

“Esta evaluación está fuertemente respaldada por la información contextual del sitio, como los sorprendentes paralelismos del ritual funerario de cremación junto con la construcción de montículos”, concluyeron.

Últimas noticias

China realiza la donación de tres parques fotovoltaicos a Cuba

Entérate de la donación de parques fotovoltaicos por parte de China a Cuba y cómo contribuyen a la soberanía energética del país caribeño.