Los restos de una corpulenta criatura marina sin cabeza emergen en las costas de Gales

Los restos de una enorme criatura marina en avanzado estado de descomposición y con la cabeza ya desintegrada fueron arrojados la semana pasada por el mar en una playa de la localidad de Broad Haven (Gales, Reino Unido).

Habitualmente, los expertos del Monitoreo Ambiental Marino británico (MEM, por sus siglas en inglés) inspeccionan todos los hallazgos de este tipo para determinar la especie y la causa de muerte y proporcionar así información útil a las organizaciones conservacionistas a la hora de proteger a los animales marinos.

El tamaño considerable de este último varamiento avistado indujo a los investigadores a pensar que se trataba de una ballena.

Tras analizar de manera remota las primeras imágenes obtenidas, uno de los detalles que más llamó la atención era que el supuesto cetáceo tenía un objeto de gran tamaño y de forma cilíndrica en la zona del estómago.

Al llegar al lugar para inspeccionar los restos, que medían unos 7 metros, los especialistas concluyeron que en realidad era alguna especie de pez, mientras que el extraño objeto resultó ser una de sus propias vértebras.

Finalmente, tras analizar toda la evidencia, concluyeron que los restos deben de pertenecer a un tiburón peregrino, el segundo pez más grande del mundo detrás del tiburón ballena, que se alimenta filtrando plancton y puede alcanzar los 10 metros de longitud y unas cuatro tonelada de peso.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

El tráfico de escarabajos y de mariposas impera en Bolivia

Los traficantes camuflan la mercancía, la mezclan con despachos legales y la remiten en ...

Argentina: Se liberarán más de 100 aves en Morón

Volverán al ambiente silvestre gracias al trabajo de Dirección de Fauna Silvestre de Nación ...