Más de 5.000 especies de aves en todo el mundo están en declive o peligro de extinción

Más 5.000 especies de aves se encuentran en declive (pérdida continuada de poblaciones) o en peligro de extinción en todo el mundo. En conjunto, se estima que aproximadamente el 48% de las 11.000 especies de aves que se conocen están experimentando una disminución de la población, mientras que el 39% (4.295 especies) mantienen tendencias estables, el 6% (676) muestran tendencias de población en aumento y sobre el 7% (778) no se disponen de datos suficientes para definir su estado de conservación.

Estos son algunos de los datos destacados que se recogen en la actualización de 2022 del informe sobre el Estado de las Aves del Mundo (State of the World’s Birds), publicado en el Annual Review of Environment and Resources.

En la Unión Europea, la situación es especialmente preocupante en las especies de aves de tierras agrícolas, con un descenso de las poblaciones del 57% desde 1980, indica este informe en el que se recopilan datos de estudios especializados publicados recientemente. [La actualización de 2021 del Libro Rojo de las Aves de España indicaba que el 25% de las especies de aves en España (90) que han sido evaluadas se encuentran amenazadas y están incluidas en alguna de las categorías de riesgo de extinción (en peligro crítico, en peligro o vulnerable)].

Los autores del informe mundial que ahora se presenta de forma provisional resumen la situación afirmando que “se están produciendo descensos asombrosos en las poblaciones de aves en todo el mundo”, y apunta que la pérdida y degradación de los hábitats naturales y la sobreexplotación directa de muchas especies son amenaza clave para la biodiversidad aviar. El cambio climático, por otra parte, se identifica como un impulsor emergente de la disminución de la población de aves.

“Estamos presenciando los primeros signos de una nueva ola de extinciones de especies de aves distribuidas continentalmente”, dice el autor principal del informe, Alexander Lees, profesor titular de la Universidad Metropolitana de Manchester (Reino Unido) e investigador asociado en el Laboratorio de Ornitología de Cornell. “La diversidad de aves alcanza su punto máximo a nivel mundial en los trópicos y es allí donde también encontramos la mayor cantidad de especies amenazadas”, indica el profesor Lees.

El coautor y científico conservacionista Ken Rosenberg, del Laboratorio de Cornell, destaca por su parte que “las aves son indicadores altamente visibles y sensibles de la salud ambiental y por ello inducimos que su pérdida indica una pérdida mucho mayor de biodiversidad y amenazas para la salud y el bienestar humanos”.

Sin cambios no hay esperanza

Los autores muestran la preocupante situación actual pero dejan lugar a la esperanza, aunque destacan que para recuperar poblaciones y salvar especies de la extinción se necesitan cambios realmente transformadores en la gestión ambiental y la interacción de los humanos con la naturaleza.

“El destino de las poblaciones de aves depende en gran medida de detener la pérdida y degradación de los hábitats”, detalla el profesor Lees. “Necesitamos considerar mejor cómo los flujos de productos básicos pueden contribuir a la pérdida de biodiversidad y tratar de reducir la huella humana en el mundo natural”, indica el autor principal del estudio sobre aves en una nota divulgativa difundida por su universidad.

“Afortunadamente, la red global de organizaciones de conservación de aves que participan en este estudio tiene las herramientas para evitar una mayor pérdida de especies y abundancia de aves”, agrega Ken Rosenberg. “Desde la protección de la tierra hasta las políticas que apoyan el uso sostenible de los recursos, todo depende de la voluntad de los gobiernos y de la sociedad de convivir con la naturaleza en nuestro planeta compartido”.

El informe State of the World’s Birds. Annual Review of Environment and Resources está firmado por nueve autores de la Universidad Metropolitana de Manchester, el Laboratorio de Ornitología de Cornell, BirdLife International, la Universidad de Johannesburgo, la Pontificia Universidad Javeriana y la Fundación para la Conservación de la Naturaleza.

Tags:

Esto tambien te puede interesar