martes, noviembre 29, 2022

¿Por qué Islandia es el único país del mundo en el que no hay mosquitos?

Más leídas

Hay un lugar en el mundo donde los mosquitos no tienen presencia. Y no se trata de un búnker ni de una cámara acorazada, sino de uno de los más bellos países de Europa, el cual es Islandia.

El motivo principal por el cual los mosquitos no tienen presencia en este país es porque son incapaces de convivir en el clima de Islandia por los fuertes contrastes que hay allí. Para comprenderlo, debemos tener en cuenta las fases en que nace un mosquito: primero, los mosquitos ponen el huevo de donde nacerá otro de los suyos. Luego, eclosiona y pasa a ser una larva. En tercer y último lugar, se produce la llamada ‘pupa’, donde el mosquito evoluciona durante dos días en los que no se alimenta, y logra dar el paso hasta adaptar el tamaño más fuerte que puede llegar a tener.

Ahora, volvemos a la parte clave del nacimiento de los mosquitos: el huevo. ¿Cómo pueden ponerlo los mosquitos para que nazcan otros? Esa es la clave donde interviene el ser humano: los mosquitos hembra necesitan alimentarse de sangre, gracias a la cual pueden poner los huevos. Si no se alimentan de este fluido, nunca podrán poner huevos, por lo que los seres humanos son necesarios para la supervivencia de la especie y que puedan seguir reproduciéndose.

Islandia, el único país ‘mosquito free’ del mundo

Una vez hemos explicado el ciclo de vida de los mosquitos, ahora respondemos a la gran pregunta: ¿por qué los mosquitos pueden vivir en cualquier país del mundo menos en Islandia? La clave está en el agua: los mosquitos hembra necesitan poner sus huevos en ella para poder hacer que sobrevivan. De lo contrario, estos no pueden mantenerse con viva y los mosquitos no pueden llegar nunca a nacer. En Islandia, es imposible realizar ese ciclo es imposible.

  Río Negro: murió 'Lara', la jirafa nacida en el zoológico de Buenos Aires en 2013

ientíficos australianos han desenterrado corazones fosilizados y otros órganos internos de antiguos peces acorazados, un descubrimiento que permite conocer la evolución de los cuerpos de los vertebrados, incluidos los humanos.

Los investigadores describieron el jueves el corazón de unos peces llamados placodermos que habitaban un arrecife tropical hace unos 380 millones de años, durante el periodo Devónico. Los fósiles eran 250 millones de años más antiguos que cualquier otro corazón de pez conocido hasta ahora.

El hígado, el estómago y el intestino fosilizados de estos placodermos ayudaron a obtener una visión más completa de la anatomía interna en un momento crucial de la historia de los vertebrados, animales con columna vertebral como peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos.

Los fósiles se encontraron en un lugar llamado Formación Gogo, en la región de Kimberley, en Australia Occidental. Son notables porque los tejidos blandos, a diferencia de los duros, como los huesos y los dientes, rara vez se conservan como fósiles y menos aún en tres dimensiones con cuerpo, como en este caso, en lugar de aplanadas.

Los placodermos, conocidos por su armadura ósea en la cabeza y el cuello, representaban “nuestros primeros ancestros con mandíbula”, dijo la paleontóloga Kate Trinajstic, de la Universidad de Curtin y el Museo de Australia Occidental, autora principal del estudio publicado en la revista Science.

Los fósiles recién descritos corresponden a dos especies, denominadas Compagopiscis croucheri e Incisoscutum ritchiei, ambas de unos 25 centímetros de longitud, con aletas asimétricas en la cola similares a las de los tiburones, mandíbulas con dientes y bordes cortantes similares a cuchillas, y cabezas anchas y romas.

  "Súper manada": 1000 delfines rodearon a un barco de turistas en California

Los placodermos tenían un corazón en forma de S similar al de un tiburón. Estaba formado por dos cámaras, una más pequeña en la parte superior y otra más grande en la inferior, y situado en la parte delantera de la cintura escapular en una posición similar a la de los tiburones y peces óseos actuales.

Su estructura difiere de la de los vertebrados posteriores. Los anfibios y los reptiles tienen un corazón de tres cámaras, mientras que los mamíferos y las aves tienen un corazón de cuatro cámaras.

En los vertebrados terrestres, que evolucionaron a partir de los peces durante el Devónico, el corazón se ha desplazado más atrás a lo largo del cuerpo, o hacia abajo desde la perspectiva de los seres humanos erguidos. Si el corazón de una persona estuviera en el mismo lugar que estos placodermos, estaría en la base de la garganta, entre las clavículas.

El hígado de los placodermos era de gran tamaño y permitía a los peces mantener la flotabilidad, como en los tiburones. El hígado mostraba cómo los placodermos habían evolucionado alejándose de la disposición de los órganos de los peces sin mandíbula.

En los peces sin mandíbula, llamados lampreas, el hígado está aplastado contra el corazón y lo envuelve por detrás. Los placodermos mostraban una separación entre el corazón y el hígado como los vertebrados modernos con mandíbula.

El estómago de los placodermos, con forma de bolsa aplanada y algo rectangular, tiene una textura de pared distintiva, gruesa y alveolada, que aparentemente representa tejido glandular. El intestino tiene válvulas en espiral para facilitar la absorción de los alimentos. No hay evidencia de pulmones.

Últimas noticias

¿Cuál es la diferencia entre una serpiente, una víbora y una culebra?

Aunque los términos serpiente, víbora y culebra parecen significar lo mismo, existe una diferencia a tomar en cuenta. Aquí te damos los detalles.

Noticias relacionadas