viernes, septiembre 30, 2022

Río 2016: Salvando a más de 100 gatos abandonados en el estadio de Maracaná

Más leídas
El mundo entero volvió sus ojos a Río de Janeiro durante la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos, que se celebró en el estadio de Maracaná.

Detrás de las escenas del espectáculo, y en medio de todo el movimiento, el mayor estadio de fútbol en Brasil es también el hogar de más de 100 gatos abandonados.
Protección Animal Mundial (World Animal Protection) ha estado trabajando con el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Río 2016 en estas últimas semanas para implementar un manejo humanitario de los animales afectados por el mega evento – incluyendo a cinco o seis colonias de gatos que viven en el Maracaná.
Natalia Kingsbury, una protectora de animales que se ha dedicado a ayudar a estos gatos durante 20 años, se sintió aliviada al ver a algunos de los animales débiles y heridos ser rescatados.
 
‘Estoy muy feliz, muchas gracias a la ONG por velar por los gatos Maracaná. Son las primeras personas que están procurando su protección’, dijo.
Hasta la fecha, 40 gatos han sido rescatados.
Todos los animales están siendo llevados a las clínicas veterinarias asociadas para ser esterilizados, vacunados, desparasitados y trasladados a un refugio temporal, construido especialmente por el Comité Organizador Río 2016 – con el apoyo de Protección Animal Mundial
‘Estamos trabajando duro para mantener seguros a los animales durante los Juegos, pero nuestra mayor esperanza es que cada uno de ellos pueda encontrar a una familia amorosa y responsable’, dijo Rosangela Ribeiro, Gerente de Programas Veterinarios de Protección Animal Mundial para Brasil.
La ONG está organizando una serie de ferias de adopción de perros y gatos rescatados cerca de las sedes olímpicas, en asociación con la Secretaría Especial para la Promoción y Defensa de los Animales (SEPDA).
  Chile: Crean un sistema de identificación y localización de mascotas
Últimas noticias

Fugas de metano en los gasoductos Nord Stream: una bomba climática en el mar Báltico

Alemania advierte del daño significativo de las emisiones de este potente gas de efecto invernadero que acabarán en la atmósfera

Noticias relacionadas