Río Negro: Una nueva reintroducción permitió volver a su hábitat a la Ranita de Samuncurá

El comienzo de 2022 puede celebrarse desde el punto de vista ambiental ya que se repitió el operativo de distribución de nuevos ejemplares de la Ranita de Somuncurá para consolidar la población y evitar su extinción.

Las reintroducciones de la especie se hicieron durante este año en el marco del proyecto de conservación. La primera fue en febrero de 2022 y la segunda unas semanas atrás.

En las dos ocasiones se liberaron renacuajos y juveniles que fueron criados en el centro de cría que se encuentra en la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la Universidad Nacional de La Plata.

Investigadores del Museo de La Plata lograron por primera vez en 2016 reproducir en condiciones de cautiverio a la Ranita de Valcheta, una especie endémica y en peligro de extinción que sólo se encuentra en el arroyo homónimo.

La Ranita de Valcheta (Pleurodema somuncurense), es una especie de anfibio que habita únicamente en las nacientes de ese curso de agua, cerca de la localidad de Chipauquil, en la Meseta de Somuncura.

La supervivencia de esta especie está amenazada debido a la destrucción de su hábitat y la introducción de animales exóticos. Actualmente se encuentra entre las ocho especies catalogadas como “En Peligro” en la Lista Roja Nacional y como una de las 3 únicas especies con categoría de “Críticamente Amenazada” en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN.

Los proyectos de conservación de anfibios en el área, como la “Iniciativa Meseta Salvaje”, incluidos en “CURURU: Programa para la Conservación y Rescate de Anfibios Argentinos”, interactúan para impulsar la recuperación de los ambientes y las poblaciones de esta y otras especies.

La Ranita de Valcheta habita exclusivamente en manantiales de filtración de aguas termales entre los 500 y 800 metros sobre el nivel del mar. Es una especie de hábitos mayormente acuáticos y se la puede encontrar bajo las piedras o sumergidas debajo de masas flotantes de musgos.

El Área Natural Protegida Meseta de Somuncura fue creada con el objetivo de conservar los ambientes del Monte, de la Estepa Patagónica y su Zona Ecotonal, las que cuentan con importantes endemismos en flora y fauna, sitios arqueológicos y paleontológicos y diferentes modalidades de uso de la tierra, brindando oportunidades para la investigación, educación, experimentación, recreación, priorizando las actividades que tiendan a lograr un desarrollo sostenido y sustentable.

En marzo de 2017 se había realizado la primera reintroducción con la suelta de 150 ejemplares de la Ranita en las inmediaciones al Destacamento Policial del lugar, y en los seguimientos correspondientes se comprobó que el éxito de supervivencia y adaptación a los cambios del ambiente fue mayor al esperado por lo que se decidió proceder con la segunda reintroducción en el ambiente natural.

Un ambiente único

La Meseta de Somuncura es una planicie de origen volcánico localizada entre las provincias de Río Negro y Chubut, Patagonia Norte. El lugar ha sido reconocido como sitio de gran importancia a escala mundial debido a sus singularidades biológicas, geológicas y culturales.

El área contiene un elevado número de especies endémicas como lagartijas, la Ranita y la mojarra desnuda (Gymnocharacinus bergii), un pez que se halla en el mismo arroyo y que, debido a su importancia como especie bandera, ha sido declarada Monumento Provincial y Pez Emblema de la Ictiología Nacional.

Desde el año 2012, el Museo de La Plata lleva adelante varios proyectos de conservación de anfibios en el área, todos incluidos en el Programa CURURU para la Conservación y Rescate de Anfibios Argentinos.

Las actividades de conservación apuntan a aliviar amenazas a la biodiversidad, a restaurar hábitats que fueron degradados por un mal manejo en el pasado y a recuperar sub-poblaciones extintas o en mal estado.

Tags:

Esto tambien te puede interesar