domingo, octubre 2, 2022

Romeo encontró a Julieta y pueden salvar a la rana acuática de Sehuencas

Más leídas

Un importante hallazgo puede salvar a la rana acuática de Sehuencas. Desde hace una década Romeo, el último espécimen que se conocía, no tenía pareja. Pero fueron encontrados cinco de ellos y ahora el destino de la extinción podría ser evitado. 

En una expedición a un bosque nublado de Bolivia, Global Wildlife Conservation y el Museo de Historia Natural Alcide d’Orbigny redescubrieron la rana acuática de Sehuencas (Telmatobius yuracare) en la naturaleza y rescataron a cinco individuos para un programa de conservación.

En total fueron tres machos y dos hembras: una joven rana y una Julieta para Romeo. Estas son las primeras ranas acuáticas de Sehuencas que los biólogos han visto en la naturaleza en una década.

“Es un sentimiento increíble saber que gracias a todos los que creen en el verdadero amor y donaron para el día de San Valentín del año pasado, ya hemos encontrado una pareja para Romeo y podemos establecer un programa de cría para su conservación con más de una pareja”, dijo Teresa Camacho Badani, jefe del departamento de herpetología del museo y líder de la expedición expedition leader.

“Ahora comienza el verdadero trabajo: sabemos cómo cuidar con éxito a esta especie en cautiverio, pero ahora aprenderemos acerca de su reproducción, y al mismo tiempo volveremos al campo para comprender mejor a esta especie y encontrar más individuos de su especie, y si los encontramos, cuantos más existen, dónde están y cuáles son las amenazas que enfrentan”.

“Con este conocimiento, podemos proteger a esta especie en su hábitat natural y si es que existe una población saludable, mientras desarrollamos un plan a largo plazo para devolver a los futuros bebés de Romeo a su hogar en la naturaleza, evitando la extinción de la rana de agua Sehuencas”, agregó.

  Encontraron en Cambridge un cementerio de ranas y sapos de hace 2500 años

Pese a la cuidadosa planificación de la búsqueda, el hallazgo tardó varios días. Las ranas acuáticas de Sehuencas que finalmente se encontraron serán las fundadoras de un programa de cría de conservación en el Centro K’ayra de Investigación y Conservación de Anfibios Amenazados de Bolivia. Esto forma parte de una iniciativa más amplia para que esta especie vuelva del borde de la extinción.

También recibirán tratamiento para la enfermedad infecciosa mortal, la quitridiomicosis, que es en parte responsable de la declinación de esta especie y otros anfibios en arroyos donde alguna vez se encontraban.

El equipo de la expedición planea continuar buscando ranas para determinar si la especie se encuentra en otros lugares de la naturaleza y en qué número, aprender más sobre sus preferencias de hábitat y continuar con las pruebas para detectar la presencia de quitridiomicosis y otras amenazas en el área.

Lo que ellos aprendan en el campo les ayudará a desarrollar un plan para proteger y restaurar el hábitat de la especie, tanto para los anfibios que todavía viven allí como para preparar los arroyos para el regreso de la descendencia de Romeo.

El objetivo final con el programa de cría de conservación es criar a los animales y devolver a las crías a su hábitat natural cuando las amenazas a la especie se hayan mitigado.

Últimas noticias

Río Paraná: mueren casi el 60% de los animales que se enredan con plásticos

La presencia de plásticos está afectando gravemente a la fauna y flora del lugar, así también como los incendios que se están dando

Noticias relacionadas