miércoles, julio 6, 2022

Un pingüino nada 8 mil kilometros para reencontrarse con el hombre que le salvó la vida

Más leídas
Joao Pereira de Souza tiene 71 años y es un albañil retirado. Vive en una isla afuera de Río de Janeiro y fue allí donde, en 2011, se encontró con un pequeño pingüino empetrolado a punto de morir.

 
Joao limpió el petróleo de las plumas del animal y lo alimentó diariamente con pescado para que recobre fuerzas. Lo llamó Dindim.
 
Después de una semana, intentó liberar al pingüino de vuelta al mar, pero el animal no se quería ir. ‘Se quedó conmigo durante 11 meses y cuando mejoró desapareció’, contó Pereira.
 
Unos meses después, Dindim volvió. Un día se encontró con Joao en la playa y lo siguió hasta su casa.
 
En los últimos 5 años, Dindim pasa 8 meses del año con el hombre que lo curó y se cree que el resto del año lo pasa en las costas de la Argentina y Chile. Todos los años se reúne con Joao: ‘Amo al pingüino como si fuera mi hijo y creo que él me ama a mí. Nadie más puede tocarlo. A él no le gusta. Se sienta en mi regazo y deja que lo bañe y lo alimente’, agregó.
  España: Torero se niega a matar un toro en protesta contra la policía en Marbella
- Publicidad -
Últimas noticias

India, un país con 1.400 millones de habitantes, prohíbe el plástico de un solo uso

Prohibió algunos productos de plástico de un solo uso o desechables como parte de un plan federal para eliminar este residuo

Noticias relacionadas