VIDEO: Un pulpo que golpea peces “por rencor”

pulpo

Un estudio realizado en las profundidades del océano por un grupo de biólogos marinos tomó imágenes de diversos pulpos que golpean “a puñetazos” a algunos peces que los rodean. Esto tiene que ver con movimientos del cefalópodo para organizar salidas colaborativas de caza con otras especies, pero también, según los científicos, los golpes pueden relacionarse simplemente con un “comportamiento rencoroso” del pulpo.

De acuerdo a un estudio encabezado por el biólogo del mar Eduardo Sampaio, de la Universidad de Lisboa, publicado en el sitio Ecological Society of América (ESA), los pulpos y los peces con regularidad forman equipos para cazar presas. “Dado que se unen varios socios, esto crea una red compleja donde la inversión y la rentabilidad pueden desequilibrarse, dando lugar a mecanismos de control entre los socios”, escribió Sampaio en su cuenta de Twitter.

Las imágenes fueron tomadas entre los años 2018 y 2019 en el Golfo de Aqaba, en las costas de Eliat, en Israel, y en un sector egipcio del Mar Rojo, frente a El Qosir.

Tratar de mantener la organización del grupo de caza a veces requiere que el pulpo de la especie Octopus cyanea recurra a la violencia de sus golpes de tentáculos. Esta actitud agresiva del cefalópodo hacia sus socios cazadores es algo que los investigadores tratan de explicar apelando a diversas hipótesis.

En principio, se cree que los golpes de tentáculos son para mantener a los peces bajo control, para disuadirlos de la presa a cazar, reubicar su posición en el grupo o expulsarlos de la expedición por completo, de ser necesario.

Pero también los biólogos marinos encontraron “puñetazos” de los pulpos estudiados que no tenían una explicación tan clara. A diferencia de los golpes que son para ordenar la caza, las agresiones de los cefalópodos contra sus compañeros podrían deberse a dos situaciones.

La primera, que el pulpo pega sin tener en cuenta beneficios inmediatos, simplemente como un “comportamiento rencoroso” para imponer un costo al pez compañero de cacería luego de que este “le robara una presa”, según explican los biólogos en el citado estudio.

La segunda explicación de estos golpes que aparentemente no tienen un sentido práctico se relaciona con una forma de agresión que realiza el pulpo con beneficios tardíos, y no inmediatos. La idea es que los cefalópodos castigan a los peces por un comportamiento negativo que tuvieron en la salida de caza, para que no vuelvan a repetirlo en las siguientes expediciones en el futuro.

“Los casos documentados de cambios constantes en el comportamiento de los individuos después de la retroalimentación negativa son raros en especies no humanas, por lo que su uso potencial por los pulpos durante la caza colaborativa merece una mayor investigación”, señalan los autores del estudio.

Tags:

Esto tambien te puede interesar