Descubren un nuevo ciempiés venenoso que habita en el “ecosistema del infierno”

ciempies

En lo profundo de una cueva rumana, donde se puede respirar solo la mitad de oxígeno que consumimos habitualmente y hay azufre por todas partes, científicos descubrieron al rey del “ecosistema del infierno”, tal como fue llamado ese singular hábitat. Allí habita un tipo de ciempiés que mide cinco centímetros de largo: la especie más grande descubierta hasta ahora en la cueva de Movile.

El equipo de investigadores lo llamó “el rey de la cueva” o Cryptops speleorex debido a que es el mayor depredador de la cueva a la que no llega la luz del sol desde hace millones de años. Es un ciempiés que terminó adaptándose a la penumbra y que ocupa el primer lugar en la cadena alimentaria del misterioso ecosistema. Los científicos Varpu Vahtera (Universidad de Turku, Finlandia), Pavel Stoev (Museo Nacional de Historia Natural, Bulgaria) y Nesrine Akkari (Museo de Ciencias Naturales) fueron los encargados de estudiar al curioso espécimen.

“Nuestros resultados confirmaron nuestras dudas y revelaron que el ciempiés de Movile es morfológica y genéticamente diferente, lo que sugiere que ha estado evolucionando desde su pariente más cercano, que habita en la superficie, en el transcurso de millones de años a un ejemplar completamente nuevo que se adapta mejor a la vida en la oscuridad sin fin”, explicaron los investigadores en el artículo publicado en la revista ZooKeys. “El ciempiés que describimos es un depredador venenoso, mucho más grande que los animales descritos anteriormente de esta cueva”.

La cueva de Movile, en Rumania, fue descubierta en 1986 por un equipo de trabajadores que buscaba un lugar para construir una central eléctrica, debido a que se creía que un espacio aislado en condiciones inhóspitas estaría desprovisto de vida. Sin embargo, se descubrió que la cueva era el hogar de hasta más de cincuenta especies de invertebrados, tales como el escorpión de agua troglobiont, las arañas liocranid y nesticid y las sanguijuelas de cueva. Como ocurrió con el Cryptops speleorex, se estima que se encontrarán muchos más.

Tags:

Esto tambien te puede interesar