VIDEO: Una mantis se come entera a una langosta

Más leídas

La mantis religiosa es uno de los insectos más intrigantes del mundo. Su marca registrada es la depredación, y en ese ítem la forma en que se come a sus presas, que hasta en algunos casos pueden ser pájaros. Tienen un método bastante horripilante para devorar sus capturas: empiezan por la cabeza y se alimentan primero de sus cerebros.

Puede sonar feo, pero la naturaleza, sabia, les dio patas serradas y mandíbulas fortísimas para que el momento del ataque sea difícil de desactivar para sus enemigos.

Se alimentan de otros insectos y también de animales más grandes -a los que se montan- como ranas, lagartos, salamandras, tritones, musarañas, ratones, serpientes, tortugas pequeñas de caparazón blando e incluso murciélago. Se han documentado ataques hasta a pájaros de gran tamaño a los que termina derrotando y comiendo en largos períodos de tiempo.

En el video se ve el ataque a una langosta en una cápsula de laboratorio. Es un timelapse de tres minutos, que resume las tres horas reales en que la mantis se devora a la langosta.

Los segundos finales son en tiempo real, y se ve a la mantis con el estómago lleno mostrando como contracciones o latidos producto de la ingesta.

El abdomen de las mantis -comúnmente llamadas santateresa, mamboretá, campamocha o tatadiós- consta en la mayoría de las especies de 11 segmentos y contiene las vísceras principales. Luego, el sistema digestivo comprende un tubo digestivo con un estómago glandular, que le permite recibir cantidades de alimentos pueden duplicar su tamaño.

Últimas noticias

La ciencia predice cambios en la población de peces del Atlántico Norte y Ártico

El calentamiento climático amenaza a los peces del Ártico. Estos cambios podrían afectar a las poblaciones de peces en un futuro cercano.