Diamante, níquel o ilmenita, presentes en subproductos industriales pueden reducir el CO2

Más leídas

Un estudio de investigadores del Geociències Barcelona (GEO3BCN-CSIC) y la Universitat d’Alacant (UA) ha señalado que los subproductos industriales procedentes de la extracción minera son una “oportunidad” para reducir el CO2 en la atmósfera.

Publicado en ‘International Journal of Greenhouse Gas Control’, está enmarcado en el proyecto europeo ‘Details’ y analiza 21 residuos de 12 explotaciones mineras e industrias en 15 lugares de todo el mundo, entre los que están España, Australia, Canadá y Estados Unidos, ha informado el CSIC en un comunicado de este viernes.

La investigación ha mostrado que los residuos relacionados con la extracción minera de diamantes, níquel e ilmenita, así como a la explotación de canteras de dunita y mármol, “pueden ser esenciales ya que provocan reacciones que convierten el CO2 en compuestos seguros“.

Los investigadores han explicado que los minerales con calcio y magnesio pueden reaccionar con el CO2 en el agua para formar alcalinidad de bicarbonato y carbonatos en la naturaleza: cuando el CO2 se reduce en el agua se combina con estos minerales creando iones de bicarbonato solubles y carbonatos y “almacenando de manera efectiva y permanente el CO2”.

Los residuos destacados en el trabajo contienen los minerales necesarios para que ocurra esta reacción y, por lo tanto, “son favorables para las estrategias de eliminación de CO2”.

El trabajo también apunta que la utilización de estos subproductos podría generar ventajas adicionales, como “beneficios ambientales y económicos en el futuro”.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Últimas noticias

Se cuadruplica la cantidad de personas insoladas en Japón por la peor ola de calor en 150 años

Conoce los impactos del calor extremo en la salud de las personas en Japón y la creciente incidencia de insolaciones.