España: Descubren un método para identificar especies clave en redes de polinización

Investigadores de las universidades Rey Juan Carlos y Politécnica de Madrid descubrieron un nuevo método para identificar las especies clave en las redes de polinización que se deberían preservar para evitar las extinciones de comunidades ecológicas.

 
La desaparición de algunos polinizadores ha puesto la voz de alarma en diferentes sectores de la sociedad, ya que la pérdida de varias especies clave está poniendo en peligro la estabilidad de diferentes ecosistemas, sobre los que se sustenta el mantenimiento de la biodiversidad de nuestro planeta.
 
Bajo esta premisa, investigadores del grupo de Sistemas Complejos de la UPM, de la U-Tad y del área de Biodiversidad y Conservación de la URJC han estudiado hasta 59 comunidades distintas de plantas y polinizadores y 30 de dispersores de semillas distribuidas por todo el planeta, según ha destacado la URJC en una nota.
 
El tamaño de las redes estudiadas entre polinizadores y plantas, conocidos como redes mutualistas y que se encuentran distribuidas por todo el planeta, va de 6 especies a 997 especies, con un mínimo número de interacciones de 6 y un máximo de 2933.
 
En estas redes complejas, los dos conjuntos de especies que interaccionan obtienen beneficios -las plantas son polinizadas y los animales obtienen su alimento-, por lo que los investigadores de este trabajo han usado esta técnica de redes complejas para tener una visión global de los grupos de interacciones.
 
Además, han usado también las técnicas de descomposición ‘k-core’ para determinar las especies clave de estas redes mutualistas cuya desaparición generaría extinciones en cascada destruyendo gran parte del ecosistema.
 
Estos estudios de redes complejas sobre interacciones mutualistas son útiles para sugerir políticas de conservación, por tanto es de suma importancia contar con un marco claro de lo que buscan los profesionales de la conservación al implementar los planes de conservación y restauración.
 
Como resultado de este estudio de redes complejas, publicado recientemente en la revista científica ‘PeerJ’, los investigadores finalmente han logrado encontrar una manera de identificar esas especies clave que deberíamos preservar para evitar las extinciones de comunidades ecológicas.
 
Así, la visión estática de considerar la conservación de la biodiversidad como la mera conservación de una lista de especies ha sido sustituida por un nuevo paradigma que considera la conservación desde un punto de vista dinámico en el que las interacciones de las especies y la funcionalidad de los ecosistemas juegan un papel importante. 

Tags:

Esto tambien te puede interesar