La ara√Īa gigante m√°s t√≠mida del mundo debe su supervivencia a su timidez

Más leídas

A pesar de su apariencia intimidante, las ara√Īas gigantes invasoras¬†habita en el sureste de EE.UU. deben su supervivencia a que son t√≠midas.

Seg√ļn el estudio de la Universidad de Georgia (UGA), la ara√Īa Joro, venenosa y del tama√Īo de una mano, puede ser la m√°s t√≠mida jam√°s documentada.

“La ara√Īa gigante est√° afectando a otras especies ya que es agresiva y supera a otras ara√Īas”, dijo Andy Davis, autor del estudio.

“As√≠ que quer√≠amos conocer la personalidad de estas ara√Īas eran tan agresivas. Resulta que no lo son”.

Estudiaron muchas especies para comparar el comportamiento

Los investigadores compararon las respuestas de m√°s de 450 ara√Īas a una perturbaci√≥n breve e inofensiva en 10 especies diferentes.

Mientras que la mayor√≠a se congelaron menos de un minuto antes de reanudar sus actividades, las ara√Īas Joro permanecieron inm√≥viles m√°s de una hora.

“Se apagan y esperan a que desaparezca la perturbaci√≥n”, dijo Davis. “Nuestro art√≠culo muestra que estas ara√Īas realmente te tienen m√°s miedo que al rev√©s”.

De hecho, las Joros son relativamente inofensivas para las personas y las mascotas. Joros no muerde a menos que esté acorralada.

Si de alguna manera lograste molestar a un Joro para es probable que sus colmillos no sean grandes como para perforar tu piel.

La mayor√≠a de las ara√Īas comienzan a moverse r√°pidamente despu√©s del estr√©s, las Joros permanecen inm√≥viles durante m√°s de 60 minutos.

Para examinar la reacci√≥n de las ara√Īas, los investigadores soplaron suavemente dos bocanadas r√°pidas de aire sobre las ara√Īas individuales.

Esta perturbaci√≥n menor hace que las ara√Īas se “congelen” por un per√≠odo de tiempo, qued√°ndose absolutamente inm√≥viles.

Los investigadores probaron m√°s de 30 ara√Īas de jard√≠n, ara√Īas de jard√≠n anilladas y tejedoras de esferas jaspeadas.

Tambi√©n analizaron datos similares publicados anteriormente que evaluaron la respuesta de 389 ara√Īas m√°s, que comprenden cinco especies adicionales.

Todas esas ara√Īas comenzaron a moverse nuevamente despu√©s de un promedio de aproximadamente un minuto y medio de quietud.

Las Joros, sin embargo, permanecieron congeladas sin movimiento de cuerpo o patas durante más de una hora en la mayoría de los casos.

La √ļnica otra especie de ara√Īa que exhibi√≥ una respuesta extendida similar fue la prima de la ara√Īa Joro, la ara√Īa de seda dorada.

Conocida como Trichonophila clavipes, la ara√Īa de seda dorada y la ara√Īa Joro son del mismo g√©nero.

Estas ara√Īas construyen sus redes entre las l√≠neas el√©ctricas, encima de los sem√°foros e incluso encima de las bombas en las estaciones de servicio.

Los investigadores creen que la timidez de las ara√Īas Joro puede ayudarlas a soportar¬†constantemente en entornos urbanos.

Su respuesta de congelaci√≥n prolongada al sobresaltarse podr√≠a ayudar a conservar la energ√≠a de las ara√Īas Joro.

√öltimas noticias

Qué papel cumple la eficiencia energética en los negocios

Aprende sobre el crecimiento de la eficiencia energética en las empresas y cómo están trabajando para alcanzar cero emisiones netas.