México: hallaron más de 100 fósiles de mamuts mientras construían un aeropuerto

mamut

Cuando los arqueólogos vieron aquel trozo inmenso de osamenta nunca pensaron que bajo sus pies se escondía uno de los yacimientos de mamuts más grandes del mundo. Ocurrió el pasado mes de abril en los terrenos de la base militar de Santa Lucía, donde se construye el nuevo aeropuerto de Ciudad de México. Ahora, los especialistas llevan catalogados un centenar de mamuts, además de quince enterramientos humanos.

“Estamos muy emocionados. Todo indica que será un hallazgo de primer orden, pues no hay otro similar en el mundo”, explicó en conversación telefónica Pedro Francisco Sánchez, coordinador del Instituto Nacional de Arqueología e Historia. “Cada día hacemos nuevos descubrimientos, por lo que pensamos que pueden llegar a aparecer restos de hasta 120 mamuts, que quedaron enterrados en diferentes épocas”.

Los paleontólogos piden al Gobierno que se cree un centro de interpretación junto al nuevo aeropuerto.

Un equipo de más de treinta paleontólogos y decenas de ayudantes no paran de excavar y de sacar piezas óseas enterradas hasta una profundidad de tres metros. Todas son de la especie Mammuthus columbi , un ancestro del elefante actual que llegaba a medir cuatro metros de altura, pesaba hasta diez toneladas y tenía unos inmensos colmillos arqueados. Esos grandes mamíferos herbívoros, que vivían hasta 70 años, llegaron al valle de México hace unos 25.000 años procedentes de Norteamérica.

“Aquí tenían un ecosistema natural que les suministraba en abundancia los 150 kilos de hierba que necesitaban cada día para alimentarse”, comenta Pedro Francisco Sánchez. A finales del pleistoceno, en este lugar ubicado a 30 kilómetros de la actual Ciudad de México existía el lago Xaltocan, uno de los cinco de la cuenca del valle de México, a más de 2.400 metros de altitud. Lugar ideal para los grandes mamíferos, aunque los imponentes volcanes que hay a su alrededor pudieran tener algo que ver con su desaparición.

El hallazgo tiene relación con los restos de mamuts que fueron encontrados el pasado mes de noviembre en el cercano municipio de Tultepec. Allí aparecieron, por vez primera, en febrero del 2019, evidencias de una trampa artificial hecha por humanos para cazar mamuts. Se tenían pruebas de que los cazadores recolectores los mataban, pero no había certezas de cómo lo hacían. En Tultepec, a unos 40 kilómetros al norte de Ciudad de México, construyeron una gran cavidad en el suelo y lograban que los mamuts pasaran por ese lugar y quedaran atrapados. La carne de los mamuts y el tuétano de sus huesos eran un excelente alimento para los famélicos humanos que entonces poblaban la tierra.

“Posiblemente los ejemplares que hemos encontrado quedaron apresados en el fango que había en las orillas del lago Xaltocan”, comenta el responsable del Instituto Nacional de Arqueología e Historia. Solo de esta manera se explica la existencia de tantos restos óseos en un mismo lugar.

Los centenares de huesos han aparecido a profundidades diferentes, en diversas capas, lo que certifica que fueron ejemplares que vivieron en la zona durante un largo periodo de tiempo, que podría llegar hasta 15.000 años.

Los arqueólogos han encontrado también restos humanos de hace unos tres mil años, que forman parte de un centro funerario. Los especialistas han pedido al Gobierno que este nuevo asentamiento se convierta en un futuro centro de interpretación de la naturaleza y la paleontología, y que forme parte de las instalaciones del aeropuerto. “Queremos que sea un espacio de divulgación para que todos los que lleguen al aeropuerto puedan aprender de los mamuts y de los vestigios humanos que forman parte de nuestra historia”, dijo Pedro Francisco Sánchez.

El nuevo hallazgo certifica que el valle de México tenía un ecosistema ideal para estos grandes mamíferos que desaparecieron hace 11.000 años por causas aún desconocidas. El cambio climático y las erupción de los volcanes pudo tener algo que ver. Los arqueólogos tienen la esperanza de encontrar la osamenta completa de un ejemplar, puesto que todavía no ha aparecido ninguna en el mundo.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Se cierra el gran agujero de la capa de ozono ubicado en la Antártida

Durante la primavera de 2020 se detectó un agujero de grandes dimensiones en la ...

flor

Encuentran en Indonesia la flor más grande del mundo

Es la Rafflesia tuan-mudae, que mimetiza el olor de la carne podrida.

universo

La verdad detrás del supuesto hallazgo de un universo paralelo

La información circuló en medios de todo el mundo. Pero la NASA nunca informó ...