Chile: proponen la creación del Parque Nacional Yendegaia

En marzo de 2011 Kristine y Douglas Tompkins propusieron al Presidente Sebastián Piñera iniciar un trabajo de mutua colaboración en vistas al fortalecimiento del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado (SNASPE), mediante la creación de nuevas zonas de conservación de la biodiversidad en el sur del país. La propuesta global involucraba la creación de nuevos parques nacionales, la ampliación de algunos y la reclasificación de algunas reservas a parques nacionales, a partir de la concurrencia de terrenos públicos y privados.  

 
Para analizar integralmente dicha propuesta, entre los años 2011 y 2012, se estableció una Comisión ad hoc liderada por la Presidencia de la República y conformada por representantes de los ministerios del Medio Ambiente, Bienes Nacionales y Economía, además de Sernatur y Conaf,  que trabajó en conjunto con equipos técnicos de las fundiciones vinculadas a la familia Tompkins, abordando antecedentes científico-ambientales, territoriales y económico-turísticos de las áreas consideradas.
 
Luego de este periodo de deliberación, el 2013 se acordó avanzar prioritariamente en la materialización específicamente de la propuesta presentada por la Fundación Yendegaia, creada al alero de la familia Tompkins, consistente en la creación del Parque Nacional Yendegaia, principalmente debido a sus atributos medioambientales y un gran potencial de desarrollo turístico. Este  nuevo parque se conformará a partir de la donación modal al Fisco de Chile de los terrenos de la ex Estancia Yendegaia de una superficie de 38.780 hectáreas de propiedad de la Fundación, bajo la condición de anexarla a otros terrenos fiscales adyacentes por 111,832 hectáreas, afectando en su conjunto un área silvestre protegida bajo la categoría de Parque Nacional de 150.612 ha.
 
La condición anterior, se basa en el convencimiento del donante de que la categoría “Parque Nacional” es la estrategia y experiencia de conservación más exitosa y perdurable en el tiempo, tanto en Chile como en el mundo. El parque nacional se ubica en la isla grande de Tierra del Fuego, al sur del río Azopardo y lago Fagnano, y entre el Parque Nacional Alberto D´Agostini y la República Argentina.
 
La Fundación Yendegaia, nace en el año 2001 como un proyecto de conservación, dirigido a la defensa y protección de los ecosistemas y su diversidad biológica, especialmente de los bosques nativos y del valor paisajístico de la XII Región de Magallanes y Antártica Chilena. La toma de conocimiento de la propiedad,  una ex estancia ganadera, y  la posibilidad de su adquisición  surgió en el año 1998 , cuando un grupo de conservacionistas chilenos y extranjeros, entre ellos la botánica Adriana Hoffman, invitaron a Kris y Douglas Tompkins a conocer el lugar, el que ofrecía una excelente oportunidad para la conservación y el establecimiento de un corredor ecológico entre los parques nacionales Alberto De Agostini, en Chile, y Tierra del Fuego, en Argentina. con la esperanza de formar un ‘parque transfronterizo’ o ‘parque para la paz’ similar al que se han establecido en muchas otras partes del mundo, siguiendo el modelo de la UICN.

Luego de algunos meses de evaluación, la familia Tompkins, a través de su fundación Conservation Land Trust lideró la compra definitiva de la propiedad, sumando  a otros donantes particulares,  entre ellos dos amigos cercanos, Peter Buckley, filántropo conservacionista y ex-socio de Douglas Tompkins, y Ernst Beyeler, un filántropo suizo y mercader de arte de renombre mundial, fallecido recientemente. Con estos fondos recaudados, la propiedad  fue adquirida inicialmente por la Organización Comunitaria Funcional Yendegaia con representantes magallánicos, la que fue posteriormente trasferida a Fundación Yendegaia, una organización chilena sin fines de lucro con un directorio 100% chileno, a cargo de su cuidado y administración.    

 
Al respecto Doug Tompkins señaló: Si bien Kris y yo hemos sido la fuerza impulsora de esta iniciativa, sería injusto e inexacto decir que fuimos los únicos que hicieron que esto suceda. Lideramos el proceso, sí, pero esto ha sido un esfuerzo de equipo, de largo plazo. Uno de los donantes originales falleció hace algunos años, y hoy estaría encantado con la noticia.  Kris y yo, y todo la gente de nuestro equipo, nos sentimos orgullosos de haber contribuido a un nuevo parque nacional, sentimiento que de seguro comparten los equipos técnicos de la Presidencia y los servicios públicos que participaron en este proceso, y esperamos que los magallánicos y los chilenos así lo sientan también. Finalmente es así como nacen los parques nacionales, partiendo por algunos individuos que toman la iniciativa y luego el trabajo duro de muchas personas que se necesita para hacerlo una realidad. Este es un momento histórico, como lo son la creación de todos los parques nacionales, y es realmente gratificante  y significativo ser parte de ello.”

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Avanza un proyecto europeo para prevenir inundaciones

Se trata de una iniciativa impulsada por un consorcio de entidades procedentes de Grecia, ...

Mercedez Benz presentó su versión híbrida enchufable clase C

La firma alemana iniciará su comercialización durante el próximo mes de marzo. Este vehículo ...