Crece el interés de la gente por el uso de ladrillos termoeficientes

Las empresas del Grupo Unicer (entre las que se encuentra la cordobesa Palmar), vienen desarrollando desde hace más de 10 años ladrillos cerámicos huecos termoeficientes, realizando importantes inversiones en materia de tecnología, investigación y desarrollo de nuevos productos.

Asimismo, se incluyeron maquinarias de última generación importadas directamente de Europa, capaces de fabricar productos de mejor calidad que contribuyen al desarrollo de envolventes energéticamente eficientes y colaboran en la construcción de edificios y viviendas sustentables

Particularmente, un caso significativo se presenta en la provincia de Neuquén, donde hubo un aumento en términos de una construcción más conciente para con el medio ambiente, y más allá de los profesionales, la gente presenta un creciente interés por garantizar una eficiencia energética en el proyecto que realicen. Esto da como consecuencia un notorio descenso en los consumos excesivos e innecesarios en sistemas de climatización de hogares.

ANÁLISIS PROFESIONAL

“Hay dos puntos previos a tener en cuenta a la hora de poner en marcha este tipo de procesos: en primer lugar, dónde estará ubicada la construcción a nivel geográfico y su orientación y, en segundo lugar, qué tipo de materiales se van a utilizar para que las envolventes sean eficientes. Es decir, que el calor no se pierda en invierno y que en verano no ingrese desde el exterior. Es importante también hacer foco de dónde proviene el material a utilizar y sí está producido de una manera sustentable. Nosotros aplicamos la conciencia sobre el uso de aquellos materiales desde la fábrica. Por ejemplo, para el proceso de secado del ladrillo se recupera el calor que se genera en el horno durante la cocción, permitiendo la mayor eficiencia del proceso productivo”, aseguró Florencia Franzán, arquitecta y asesora de una de las empresas del Grupo Unicer.

En 2021, la Cámara Industrial de Cerámica Roja (Cicer) informó que la industria del ladrillo hueco había crecido un 51,6 por ciento, generando buenas prácticas para el cuidado del medio ambiente según los más altos estándares internacionales.

“El ladrillo DM20 reemplaza a la doble pared, mejora su comportamiento térmico, evita colocar una aislación térmica adicional y simplifica la construcción generando una mayor rapidez en el proceso constructivo. Son ideales, porque permiten un buen coeficiente de transmitancia térmica (K), poseen más celdas interiores de forma perpendicular al flujo del calor y además generan una ruptura del puente térmico en las juntas, dejando el centro libre”, concluyó Franzán.

Como se sabe, la Secretaría de Hábitat de la Nación recomienda los ladrillos termoeficientes, por cuanto son capaces de acompañar la leyes vigentes que sostienen una política de desarrollo integral para la preservación, conservación, defensa y mejoramiento del ambiente.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

niño ambiente

Cómo enseñar a los chicos a cuidar el medio ambiente

Si de pequeños se interiorizan buenas prácticas y recuerdos asociados al medio ambiente, de ...

AySA celebra el Día Mundial del Agua

El lema establecido para 2016, 'Agua y trabajo', llama a la reflexión sobre cómo ...