España prohibirá el reparto gratuito de plásticos de un solo uso

plasticos de un solo uso

Por primera vez, el Gobierno de España prohibirá, a partir del próximo 3 de julio del año que viene, la introducción en el mercado español de bastoncillos de algodón (excepto los de uso sanitario), cubiertos de plástico (tenedores, cuchillos o cucharas); platos desechables; pajitas y agitadores de bebidas. Además, para reducir la cantidad de residuos de plástico, los bares y restaurantes tendrán la obligación de dar agua no envasada de forma gratuita.

Estas son algunas de las novedades del nuevo paquete legislativo sobre residuos y economía circular que tiene previsto aprobar este martes el Consejo de MinistrosEl objetivo es reducir, a la mitad, la comercialización de este tipo de productos de plástico de un solo uso en los próximos seis años. Y en el 2030, esa reducción debe ser ya del 70%. Para cumplir con estos objetivos, la administración obligará a todos los agentes implicados a fomentar el uso de alternativas reutilizables o de otro material no plástico.

En cualquier caso, a partir del 1 de enero de 2023, queda prohibida su distribución gratuita en los citados locales, debiéndose cobrar un precio por cada uno de los productos de plástico que se entregue al consumidor, diferenciándolo en el ticket de venta.

Ahorro de agua

Con el objetivo de reducir el consumo de envases de plástico, las administraciones públicas deberán adoptar también las medidas necesarias para reducir el consumo de agua embotellada en sus dependencias, por ejemplo, fomentando la instalación de fuentes de agua potable o suministrando agua en envases reutilizables.

Además, en los establecimientos del sector de la hostelería se tendrá que ofrecer siempre a los clientes la posibilidad de consumo de agua no envasada de forma gratuita.

Economía circular

Dentro de este paquete legislativo, el Consejo de Ministros también tiene previsto aprobar la primera Estrategia de “Economía Circular”, que establece varios objetivos, como reducir esta década un 30% el consumo nacional de materiales y recortar también un 15% la generación de residuos respecto al 2010.

Además, como novedad, también se establece reducir el desperdicio de alimentos en nuestro país. En concreto, se fija una reducción del 50% de la comida que ahora los hogares de nuestro país tiran a la basura y un 20% en las cadenas de producción y suministro a partir del año 2020, contribuyendo así a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Los patios mediterráneos enseñan ecoeficiencia a los arquitectos

El investigador desarrollo una herramienta matemática que por primera vez cuantifica el comportamiento termodinámico