España: Una microalga de ambientes extremos produce biocombustible

El grupo de investigación Biotecnología de algas de la Universidad de Huelva ha demostrado, en laboratorio, que una microalga del río Tinto, aislada de un medio extremo (aguas ácidas y ricas en metales pesados) y con falta de nutrientes, genera ácidos grasos adecuados para producir biodiésel.

 
Según los expertos, estos resultados suponen un avance en la búsqueda de soluciones rentables y alternativas al petróleo como fuente de energía. Las condiciones extremas del río onubense favorecen la acumulación de lípidos en el alga. Por un lado, impiden el crecimiento en el medio de otros microorganismos que, al competir por el alimento, reducen el desarrollo de la microalga y, en consecuencia, la producción de ácidos grasos.
 
Por otro lado, fortalecen al alga de manera que esta tenga el potencial para ser cultivada a escala industrial. Para realizar este trabajo, el primero que describe cómo una microalga cultivada en medio ácido puede ser usada como materia prima para producir biodiésel, los investigadores aislaron una alga del río Tinto, identificada con el género Coccomyxa, acostumbrada a un entorno ambiental marcado por la explotación minera.
 
“La extracción de pirita a lo largo de años ha propiciado aguas muy ácidas con elevadas concentraciones de metales pesados como hierro, plomo, cobre o arsénico. Es un medio muy hostil donde, sin embargo, este organismo es capaz de crecer”, explicó la investigadora principal de este trabajo María del Carmen Ruiz-Domínguez, de la Universidad de Huelva.

Tags:

Esto tambien te puede interesar