La UNaM inició los trabajos de recuperación de la Reserva Guaraní

El primer proyecto para la restauración de la Reserva de Uso Múltiple Guaraní de la UNaM, luego de los incendios que arrasaron con más de 340 hectáreas, se puso en marcha el pasado viernes 8 de abril junto a la presencia del Embajador de Suiza en Argentina, la Fundación Hora de Obrar y la Facultad de Ciencias Forestales (FCF).

Se trata de una iniciativa que tiene como objetivo principal restaurar de manera activa 10 hectáreas en una zona afectada por el fuego con la plantación de 5.000 plantines de diferentes especies nativas.

Es así que mediante una visita a la Reserva, en la que estuvieron presentes el Embajador suizo Heinrich Schellenberg, su esposa, Grisel Sandoval Shellenberg; la Cónsul Honoraria de Suiza, Maya Schweri; el decano de la FCF, Fabián Romero, el responsable técnico de la Reserva, Claudio Dummel, y el coordinador de Proyectos Ambientales de la Fundación Hora de Obrar, Romario Dohmann, se inició la plantación de algunas especies en el sitio determinado.

“Posterior al incendio nos pusimos a trabajar con un equipo interdisciplinario en el desarrollo de proyectos que busquen financiamiento para el trabajo de restauración. Es así que nos contactamos con la fundación Hora de Obrar y presentamos la iniciativa a la Embajada de Suiza. Esta restauración en particular, va a poner foco en sitios muy críticos como zonas de mucha pendiente, cabecera de vertientes o márgenes de arroyos para recuperar en lugares de mayor vulnerabilidad y donde es más probable que se produzca la erosión del suelo”, comentó Fabián Romero, decano de la FCF.

Esta primera intervención en el espacio será con distintos tipos especies de árboles, tales como frutales, maderables y también especies pioneras necesarias para la cobertura primaria en el proceso de la restauración.

Romario Dohmann comentó que dentro de las misiones que posee la Fundación Hora de Obrar, se encuentran las de desarrollar y acompañar proyectos sociales y ambientales para promover los derechos de los grupos y de las personas en situación de mayor vulnerabilidad. Es por es que, aseguró, en este caso se trabajará las áreas afectadas por los incendios potenciados por el cambio climático y la situación de sequía crítica que atraviesa la región en los últimos dos años.

“Con estas acciones buscamos sensibilizar a la sociedad en general sobre la importancia de la conservación de la biodiversidad, y sobre todo favorecer la conservación de áreas naturales donde se desarrolla la vida de las comunidades mbya guaraníes”, comentó.

Dohmann agregó que de esta manera, las aspiraciones del proyecto se relacionan con los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS de la Agenda 2030. “En este caso el objetivo 13 de acción por el clima; el objetivo 15 de la vida de los ecosistemas terrestres y el objetivo 17 que es las alianzas estratégicas para lograr los objetivos como sucede es en este caso”, remarcó.

En ese marco, Romero resaltó la importancia del trabajo interinstitucional con entidades que comparten los mismos objetivos y con las que se trabaja en territorio con acciones que tienen que ver con la mitigación del cambio climático donde conviven poblaciones vulnerables como los pueblos originarios que con sus prácticas culturales, se benefician de la biodiversidad no sólo a través de las plantas y sus frutas, sino también con la fauna asociada al lugar.

“Poder trabajar en conjunto, sumar experiencias entre las instituciones y en este caso poder acceder al financiamiento a través de la Embajada de Suiza que tiene interés en la conservación de la biodiversidad, es muy importante”, dijo. Asimismo aclaró que hacerlo en un espacio de la universidad pública permite el desarrollo de investigaciones científicas asociadas a estos proyectos, que después se transforman en información y conocimientos para utilizar en otros sitios donde se pueda replicar las experiencias.

Luego de recorrer el espacio, conocer los senderos, las zonas afectadas y observar la vegetación, el embajador Shellenberg expresó su asombro ante las características de la Reserva: “El lugar es magnífico, mágico. Para mi sobre todo viniendo desde Suiza ver tanta frondosidad, tanta vegetación es todo una vivencia”, aseguró.

El diplomático explicó que es la primera vez que observa los estragos de los incendios ya que en su país estas situaciones prácticamente no suceden. En referencia a las herramientas para concientizar y sensibilizar en la prevención de estas catástrofes, Shellenberg explicó que a su parecer lo mejor es educar.

“Hay que sensibilizar al público en general ya que los incendios son provocados en su mayoría por el ser humano. En Suiza se trabaja mucho en la educación acerca de los peligros que producen los incendios. Entonces creo que hay que informar en forma general pero también en las escuelas y mostrarles las consecuencias de los estragos que produce el fuego”, manifestó.

Sobre el proyecto en cuestión que permitirá la primera acción de restauración, Shellenberg afirmó que se trata de una iniciativa muy sólida e importante. “Para mí es un placer poder apoyar este proyecto que lo hemos estudiado, nos ha parecido muy bueno y con mucho gusto aportaremos nuestro granito de arena”, expresó.

Cabe destacar que la Reserva de Uso Múltiple Guaraní es un espacio con 5.343 hectáreas que tiene como objetivos, además de conservar esa porción del ecosistema de la selva misionera perteneciente a la Biosfera Yabotí, generar conocimiento, capacitar a futuros profesionales y encontrar un manejo adecuado de estos ecosistemas. En ese sentido esta iniciativa será un espacio importante de capacitación, de formación en educación ambiental con estudiantes, docentes, no docentes de la Facultad, técnicos/as, tesistas, investigadores/as, pobladores locales, integrantes de las comunidades y de la Fundación Hora de Obrar.

En cuanto a la otras futuras acciones, Fabián Romero explicó que esta es la primera intervención, pero que se está trabajando en otros proyectos en los terrenos afectados por el fuego que serán destinados a una restauración pasiva en el sentido de identificar y ver cómo van evolucionando sin intervención. Para ello se evaluará los bancos de semillas existentes, cercanías de fuente de semillas, estrategias frente a las diferentes condiciones de suelos y ambientes, entre otros.

El decano de la FCF agregó que además, con un equipo interinstitucional e interdisciplinario, se está trabajando en otros planes que permitan iniciar la recuperación lo antes posible y sobre todo el desarrollo de investigación para generar información.

Las especies plantadas en esta visita fueron: dos ejemplares de Cedro, uno de Loro Negro, uno de Caña Fístula y otro de Lapacho Negro.

Tags:

Esto tambien te puede interesar