Luego de la pandemia existe una mayor conciencia para elegir desarrollos sustentables para vivir mejor

Conforme a estas expectativas del consumidor y nuevas tendencias, surgen proyectos que atienden a la perfección a estas nuevas demandas. Tal es el caso de Laguna de las Pampas, una comuna 100% sustentable.

“El entorno de Villa Espil, un pueblo rural ubicado en el Partido de San Andrés de Giles era el marco perfecto para contar con naturaleza y desplegar un proyecto que considerará como ejes principales las energías renovables y el consumo responsable. Laguna de las Pampas es una comuna sustentable que conjuga naturaleza, energías renovables y consumo responsable. El escenario es inmejorable, en un entorno amable de 76 hectáreas y 137 lotes distribuidos alrededor de la laguna en pleno contacto con la flora y la fauna nativa, todo estaba dado para este desarrollo que propone una nueva forma de concebir el vivir. Cada casa deja de emitir al menos 15 kilos de CO2 por día. También se utilizan biodigestores y la energía sustentable de Ortronic Home, que está diseñada para cubrir todas las necesidades de electricidad que un hogar requiere y permite contar con electricidad a partir de energía solar”, expresó Grace Cabanillas, Gerente de Ventas de MJM Inversiones.

El proyecto acorde a los tiempos que corren, tiene una concepción comunitaria. La autonomía alimentaria y energética son dos fundamentos sobre los cuales está basado.

Chacras de San Andrés es otro desarrollo inmobiliario que cuenta con lotes desde 2.000 m2 en un entorno con aires de campo entre los pueblos rurales de Carlos Keen y Villa Ruiz.

Bienestar, naturaleza, confort y seguridad encuentran eco en un lugar único donde se despliegan un haras con mucha historia, un arroyo natural, una laguna y un confortable club house conforman este espléndido lugar para habitar.

“Este tipo de desarrollos están en auge porque en plena pandemia hemos aprendido a valorar los espacios libres y la naturaleza y en Chacras de san Andrés tenemos una arboleda de 70 años, espacios recreativos, arroyo natural, lugares para paseos a caballo o en bicicleta y todo lo que se pueda soñar”, comenta Marcelo Marincovich CEO de MJM Inversiones.

La sustentabilidad también se presenta en la concepción de Tres Pinos Villa de Campo, es uno de los desarrollos que responde a esta tendencia y necesidad. Nucleará 7 barrios cerrados. Al contacto con la naturaleza y los espacios abiertos que propone este megaproyecto de MJM Inversiones, se suma una laguna de 50 hectáreas, espacios deportivos como un club de fútbol y un polo gastronómico y comercial.

Además, dentro del predio se emplazará un colegio con un enfoque innovador para los tres niveles educativos: el Complejo Nikola Tesla que brindará una cuota accesible para las familias.

“Tres Pinos Villa de Campo conjuga entornos naturales con confort y el ecosistema tecnológico necesario para trabajar. Asimismo proponemos que tanto el desarrollo de la urbanización como las viviendas sean energéticamente sustentables y ese es realmente el diferencial de nuestro proyecto”, explica Marcelo Marinovich, CEO de MJM Inversiones. Además, las casas y los barrios contarán con un sistema diseñado para generar electricidad a partir de fuentes de energías renovables, la tecnología Ortronic. Con el uso de paneles solares fotovoltaicos y el almacenamiento en baterías de litio, se proveerá de energía. A su vez, con el objetivo de reducir el impacto ambiental del proyecto, se está implementando la medición de su huella de carbono.

De este modo, las nuevas tendencias se ven manifestadas y dan cuenta de la búsqueda de una nueva manera de vivir, de manera más consciente y responsable. Las personas quieren gozar de tiempo de calidad y plenitud en un marco natural y bajo la filosofía de compartir como una comunidad.

Laguna de las Pampas www.lagunadelaspampas.com.ar

Chacras de San Andrés www.chacrasdesanandres.com.ar

Tres Pinos Villa de Campo www.trespinos.com.ar

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Argentina: Comienzan a debatir el futuro del Zoo de Buenos Aires

Los legisladores porteños empiezan a discutir distintos proyectos de transformación para el predio