¿Qué es la “Nieve de sangre” y por qué advierte por el cambio climático?

En los primeros días de junio de 2021, un mar de ‘moco marino’ invadió las costas de Turquía, poniendo en riesgo la fauna y flora marina, así como a la población de la zona. El cambio climático tendría que ver, y ahora, un fenómeno con causas similares ocurrió en los Alpes de Europa, la llamada ‘nieve de sangre’. Qué es y cuál es el peligro.

Qué es el efecto de la ‘nieve de sangre’

La nieve comenzó a teñirse de rojo con la llegada del verano en Francia. El fenómeno conocido como ‘nieve de sangre’, ha causado estupor en la comunidad científica. Si bien es un suceso que ya se ha registrado en otras ocasiones, esta vez sería mucho más poderosa.

El color rojo en la nieve se debe a unas algas que crecen en su interior, y que han evolucionado para captar luz solar y realizar la fotosíntesis, a través de la nieve y el hielo.

Su color rojo se debe a esta necesidad de alimentarse del Sol, a través del filtro de nieve. En verano, cuando comienza a derretirse, las algas cobran más fuerza y se reproducen, formando así la ‘nieve de sangre’.

El peligro del cambio climático y las algas rojas

El problema es que, al igual que lo ocurrido con el ‘moco marino’ de Turquía, que también es un alga, la ‘nieve de sangre’ podría estar potenciada por el cambio climático. Esta es una hipótesis que un grupo de científicos busca comprobar.

Un equipo del proyecto AlpAlga, ha viajado recientemente a los Alpes de Francia, para estudiar estos misteriosos organismos. Su interés reside en que en los últimos años el fenómeno se ha multiplicado, y creen que las altas temperaturas del cambio climático, estarían ayudando a las algas rojas, a reproducirse.

Esta floración repentina de algas en la nieve, se ha potenciado en las montañas de Francia, en una zona ubicada entre 1000 y 3000 metros de altitud sobre el nivel del mar.

El peligro de la proliferación de la ‘nieve de sangre’ es que podría contaminar el agua de deshielo y apurar el derretimiento. Mediante el análisis de las algas en distintas cumbres y una comprobación de su ADN, han determinado que podrían ser perjudiciales para el ecosistema.

No solo la temperatura en aumento del planeta, podría acelerar el florecimiento de estos organismos, también, ciertos componentes contaminantes en el aire, podrían precipitarse en forma de lluvia y generar cada vez más ‘nieve de sangre’.

La investigación sobre el proyecto, fue publicada en Frontiers in Plant Science, donde hay más detalles sobre el comportamiento de este tipo de algas. El calentamiento global, y sus efectos en estos organismos preocupa, principalmente, porque podría generar un derretimiento sin precedentes en los Alpes.

Por esta última razón es que la comunidad científica espera encontrar respuestas sobre la nieve de sangre, y definir mejor sus efectos.

Tags: