Se termina una etapa: No hay mas chimpancés en Hollywood

Hace tan sólo 10 años, había por lo menos una docena de chimpancés trabajando en Hollywood. Ahora no hay ninguno. Y todo es gracias a campañas como la que llevó adelante PETA, para apartar a los grandes simios del entretenimiento, y a la dedicación de los activistas por los derechos de los animales.

El año pasado, el infame exhibidor de animales Steve Martin’s Working Wildlife, dejó a los últimos chimpancés obligados a aparecer en comerciales y otras producciones de Hollywood, incluyendo a Eli y Susie, en Wildlife Waystation, un seudosantuario ahora cerrado, cerca de Los Ángeles. El par fue considerado inútil para la industria después de haber crecido demasiado.

Aunque Eli y Susie estaban libres de los escenarios ruidosos que las asustaron y de las palizas detrás de cámaras que sin duda soportaron como “actrices”, Wildlife Waystation (que en 2017 recibió una advertencia oficial de agentes federales tras el escape de que cuatro chimpancés) no era mucho mejor. Después, el santuario falso se cerró y comenzó la búsqueda de buenos hogares para Eli, Susie y docenas de otros chimpancés que estaban allí. Actualmente, no hay suficiente espacio disponible en santuarios acreditados de buena reputación para estos chimpancés. Aquí es donde hace su aparición el zoológico Lincoln Park (LPZ), una instalación acreditada en Chicago.

El 26 de junio, el LPZ anunció que había recibido a Eli (retratada arriba) y Susie (retratada abajo) como residentes permanentes de por vida. Allí, los dos ejemplares recibirán atención de la más alta calidad y tendrá la oportunidad de integrarse a un grupo social más grande de chimpancés. Vivirán en un hábitat enriquecido que satisface las necesidades específicas de su especie y recibirán una excelente atención veterinaria.

El Proyecto ChimpCARE del LPZ, PETA y los santuarios de chimpancés acreditados trabajaron arduamente para crear conciencia sobre la difícil situación de los chimpancés utilizados para el entretenimiento, liderando campañas específicas en nombre de Eli y Susie. Los expertos en chimpancés del LPZ condujeron encuestas y concluyeron que el público tiene una percepción errónea sobre el estado de peligro de los chimpancés, porque los grandes simios aparecen frecuentemente junto a los humanos (a menudo, usando ropa) en películas, programas de televisión y publicidad.

Estos estudios ayudaron a llevar a adelante actividades de defensoría, incluyendo las nuestras, y persuadieron a las compañías de retirar las escenas con chimpancés y comprometerse a no volver a usar grandes simios en producciones futuras.

Hechos divertidos sobre los chimpancés

¿Sabías que los chimpancés están más estrechamente relacionados con los humanos que los elefantes asiáticos con los elefantes africanos? ¿Y que los chimpancés bebés permanecen de cuatro a cinco años al lado de su madre? ¿O que los machos nunca abandonan el grupo en el que nacieron? Los chimpancés son animales realmente fascinantes. Pero igual que con todos los animales, eso no hace que sea correcto explotarlos. Aprende más sobre los grandes simios, incluidos los chimpancés.

PETA hizo campaña contra las producciones que también utilizaron a Eli y Susie, y obtuvo múltiples victorias para el dúo y otros chimpancés explotados. En 2015, después de enviarle una carta al juez y productor ejecutivo de MasterChef Junior, Gordon Ramsay, explicándole que los chimpancés «actores» son apartados de sus madres profundamente protectoras poco después del nacimiento, Ramsay acordó extraer las imágenes que presentaban a Eli de los próximos episodios del exitoso programa de cocina. En 2016, la agencia de publicidad de GEICO firmó nuestro Compromiso Humanitario Gran Simio, acordando excluir a los grandes simios de sus anuncios. La agencia de publicidad de GEICO y MasterChef Junior trabajaron con Steve Martin’s Working Wildlife, compañía que ha sido citada numerosas veces por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) por quebrantar la Ley federal de Bienestar Animal, entre otras cosas, por no proporcionar atención veterinaria adecuada a los animales y encerrar a los chimpancés y orangutanes en sus recintos nocturnos hasta por 18 horas diarias.

En 2013, Bonobos eliminó de su sitio web un anuncio que mostraba a Susie brincando en traje de baño; en su lugar, la compañía de ropa y trajes de baño colocó un video de PETA con Anjelica Huston hablando en favor de los grandes simios. Del mismo modo, después de escucharnos hablar acerca de los problemáticos métodos de entrenamiento de chimpancés, que pueden incluir maltrato con puños, palos y porras, Dodge retiró su anuncio en el que aparecía Susie. En el transcurso de ese mismo mes, otras dos compañías también retiraron o modificaron anuncios con grandes simios, tras ser contactados por PETA.

¡Ayúdanos a conseguir más victorias para los chimpancés!

Puede que no haya más chimpancés en Hollywood, pero muchos todavía están siendo explotados en zoológicos de carretera y otras operaciones ruines. Chance, por ejemplo, quien fue apartado de su madre, transportado por todo el país cuando tenía 6 meses para convertirse en una «mascota» y luego enviado a vivir esclavizado por una infame familia cirquera conocida como los Rosaire, sigue siendo utilizado en un espectáculo degradante en Big Cat Habitat, un seudosantuario que también ha sido citado por el USDA.

Luego, pídele a Hallmark Cards que deje de usar imágenes degradantes y burlonas de chimpancés y otros grandes simios en sus tarjetas de felicitación. Los chimpancés y orangutanes, que aparecen con más frecuencia en las tarjetas de la compañía, están actualmente en peligro de extinción: sus poblaciones en la naturaleza están disminuyendo debido a la pérdida del hábitat y el comercio ilegal de mascotas. Igual que las producciones de Hollywood, las tarjetas de felicitación de grandes simios vestidos con trajes tontos y haciendo caras graciosas, promueven la falta de respeto hacia ellos y llevan al público a creer erróneamente que abundan en la naturaleza cuando, en realidad, son especies amenazadas.

Tags: