VIDEO: Jaque mate a la industria salmonera en Tierra del Fuego

Después de casi dos años finalmente se avanzó con el debate legislativo para prohibir la salmonicultura en las aguas del Canal Beagle. El encuentro contó con la participación de distintas organizaciones sociales, representantes del CADIC-CONICET, cocineros y de distintas áreas del gobierno y el consenso fue unánime, todos los presentes en el recinto manifestaron su rechazo a la industria y a la posibilidad de cultivar salmónidos en el canal.

A comienzos del 2019, los reyes Noruegos, el gobierno Nacional y el gobierno de TDF A.I.A.S. firmaron un convenio para producir salmones de manera intensiva en las aguas del Canal Beagle. Esta medida generó un enorme rechazo por parte de la comunidad científica, empresarial, ONGs, sectores del gobierno y también de la comunidad vecina de Chile. El 19 de mayo de 2019, a raíz de una fuerte campaña impulsada por la sociedad y acompañada por distintos cocineros de la Argentina, la actual vicegobernadora Mónica Urquiza, en ese entonces legisladora, junto al legislador provincial Pablo Villegas ingresaron un proyecto de ley para prohibir la industria en toda la provincia.

Si bien el proyecto de Ley aún no fue aprobado en la legislatura fueguina, hay un fuerte optimismo por parte de los legisladores. Villegas, autor del proyecto, indicó en Tiempo Fueguino que “la salmonicultura provoca daños irreparables en el ecosistema. Ya hay experiencia en otros países, ya sea por los antibióticos, por las enfermedades virales que genera la producción a gran escala, que responde a un modelo económico al que nosotros los fueguinos le tenemos que decir que no, que está basado en la explotación de nuestros recursos naturales con una transferencia inmediata de recursos económicos al exterior y con poca rentabilidad hacia la provincia”.

Sobre si pudiera aprobarse antes de fin de año, remarcó: “eso lo va a resolver la presidencia de la Comisión de Recursos Naturales, yo creo que hoy hemos avanzado mucho. Si nos sentamos a redactar con la colaboración de los actores que han intervenido, podríamos llegar a consensuarlo en el corto plazo”.

Ángeles de la Peña, integrante de una de las organizaciones que participó de la mesa del debate legislativo, sostuvo: “Desde la Fundación Rewilding Argentina hace dos años que trabajamos para evitar que este tipo de industrias nocivas avancen en Tierra del Fuego. Celebramos el consenso generado que apunta a prohibir la cría de salmónidos (especie exótica) en las aguas de la provincia y a explorar nuevos métodos en tierra como lo es el sistema RAS que no impacta en el ambiente marino. Tuvimos la posibilidad de bucear y poder registrar la increíble biodiversidad que alberga el canal Beagle. A finales del año pasado realizamos un documental para mostrar lo que perderíamos si se instalaran estas jaulas en el canal. Hoy ya está disponible para todo el mundo en la web www.noalasalmonicultura.com y cada visualización representa una carta pidiendo el tratamiento de la ley”.

Por otro lado, agregó “también trabajamos con los cocineros para presentar ante la CONAL (Comisión Nacional de Alimentos) un proyecto que modifica el rotulado para los productos provenientes de la acuicultura. Todo el salmón que consumimos en Argentina proviene de la salmonicultura chilena, con todas las consecuencias que eso conlleva, a nivel salud para quien lo compra y a nivel socio-ambiental para la comunidad que lo produce. El correcto rotulado de este producto marcaría un norte en cuanto a la producción de alimentos.”

Francis Mallmann, referente de la causa, comentó al respecto: “Está comprobado el daño que las jaulas le hacen al medio ambiente dejando en pocos años la cuenca oceánica yerma. Viendo el daño que la industria ha hecho en diferentes regiones del planeta, decidimos actuar para evitar que se instalen en el prístino canal del Beagle. Significa cuidar la pesca artesanal, proteger el medio ambiente y mantener limpio el Canal Beagle.”

Distintas provincias atraviesan situaciones similares en relación a otras industrias y actividades, como el caso de las granjas porcinas en el Norte y la megaminería en Chubut que han generado un debate intenso y un gran rechazo social. Por otro lado, otras discusiones como la del rotulado frontal en los alimentos también encienden el debate sobre la salud y un ambiente sano como eje central a la hora de tomar decisiones. Tierra del Fuego, en este sentido, no sólo parece haber sabido escuchar a la sociedad sino que también absorber la importancia de reconsiderar los modelos productivos, con una mirada sustentable puede significar una oportunidad para reconvertirse y apuntar a una economía con identidad regional.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Reciclaje

Pequeños hábitos con grandes impactos para cuidar el medio ambiente

Consumir y descartar sin tomar conciencia provoca agotamiento de recursos no renovables, contaminación del ...