Amazonía: Más de 5.000 personas que viven en zonas aisladas reciben energía gracias al Sol

amazonia

La fundación Acciona.Org ha anunciado la culminación la tercera fase del programa Luz en Casa Amazonía, que permitirá el acceso a electricidad de más de 5.000 personas, pertenecientes a unas 30 comunidades rurales indígenas de la Amazonía peruana, mediante la instalación de sistemas fotovoltaicos de tercera generación.

En un comunicado, se explica que, si se toma en cuenta anteriores acciones, más de 7.400 personas disfrutan por primera vez de electricidad en sus domicilios.

Además, se afirma que “esta tercera fase del programa de la fundación corporativa de Acciona proporciona electricidad fiable y sostenible a 30 nuevas comunidades rurales aisladas de las cuencas de los ríos Napo, Ucayali y Amazonas, a las que no está prevista la llegada de la red eléctrica convencional por su dispersión y aislamiento geográfico, la complejidad del acceso exclusivamente fluvial y el complicado equilibrio medioambiental de la región”.

En la descripción de los equipos instalados, el dato es que son “sistemas fotovoltaicos domiciliarios de tercera generación que son fácilmente manejables, transportables, robustos y libres de contaminantes, lo que los hace muy adecuados para entornos muy remotos y ambientalmente sensibles”. Pueden ofrecer de 6 horas de luz eléctrica, carga de un teléfono móvil y operación de algún aparato eléctrico, como radio o TV, durante unas 2 horas.

Debe destacarse que “los usuarios han recibido sesiones formativas para instalar ellos mismos los equipos en sus domicilios (bajo la supervisión de acciona.org), llevar a cabo el mantenimiento básico de los equipos y maximizar sus beneficios. acciona.org actúa como operadora de las instalaciones, garantizando el correcto funcionamiento de los equipos”.

La Universidad Politécnica de Madrid y la cofinanciación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, a través de su convocatoria de 2018 de Acciones de Innovación para el Desarrollo, participan de este proyecto en la Amazonía peruana, anunciado ya en 2016.

Desde 2008 en concreto y en su conjunto, proporciona luz eléctrica a zonas rurales aisladas de México, Perú y Panamá y desde 2018 también agua limpia y saneamiento. Casi 64.000 personas se han beneficiado ya de su actividad.

Tags: