miércoles, febrero 8, 2023

Así será la central eléctrica de olas de mar más grande del mundo que dará energía a 23.000 hogares

Más leídas

Los ministros de Energía de la UE alcanzaron —no sin dificultades— el tope del gas no sin la resistencia de Alemania, situándolo de este modo en 180 euros el megavatio hora. Sin embargo, desde que comenzara el asedio ruso en Ucrania y ante la inseguridad esta fuente energética ha visto reducido su uso en gran medida. Tanto es así, que España ha cerrado el año 2022 como el segundo país europeo que más ha recurrido a la energía solar: con un total de 7,5 gigavatios, según las últimas cifras de la propia UE. Solo por detrás de la propia Alemania.

Y es que las limitaciones energéticas provocadas por el conflicto bélico, el acecho cada vez más asfixiante del cambio climático y, sobre todo, el aumento en la factura de luz y gas hacen que —tal vez— 2023 sea el año definitivo de las energías renovables. De hecho, no son pocos los proyectos en este sentido que se presentarán o incluso realizarán en este año que comienza.

El aerogenerador más potente

En 2023 el Gobierno de España subastará hasta 3 gigavatios de eólica marina, por lo que se espera que para 2025 los primeros parques eólicos marinos del país puedan estar en funcionamiento. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ya ha recibido una propuesta para instalar en la costa de Vigo un parque eólico marino con capacidad para 34 aerogeneradores y una potencia total de 510 megavatios.

Y es que se mire hacia donde se mire en España siempre se podrá ver alguna masa de agua donde poder disponer de generadores. Es probable entonces que este año se instalen más placas solares flotantes, pues algunas están a la espera de su aprobación. Se trata de una alternativa que no solo puede generar tanta energía como 3 centrales nucleares, sino que también reduce su huella en el medioambiente. “Este tipo de soluciones aprovechan mejor el terreno, y sobre todo ayudan a que el impacto de la energía solar sea mucho menor”, valora Datas.

  Estados Unidos triplicó el uso de energía solar

Aunque no se han tenido en cuenta alternativas como esta, habrá países en los que 2023 pueda producirse el final de los parques eólicos terrestres. Se trata de Reino Unido, donde debido a la falta de previsión en la renovación del permiso de las turbinas sus ciudadanos tal vez se queden sin una energía que produce casi el 10% de la electricidad del país.

Por otro lado, también casos como el de Australia, que presumirá este año de haber cubierto más allá del 100% de la demanda de energía eólica y solar. Además, este país inaugurará su primer proyecto de parque eólico marino, que tiene el potencial de albergar 10 gigavatios de capacidad eólica, el equivalente a unas cinco plantas de carbón.

Hasta que se encuentre en funcionamiento, el parque eólico marino más grande del mundo seguirá siendo el ubicado a unos 89 kilómetros de la costa de Yorkshire (Reino Unido). Con 1,3 gigavatios de potencia gracias a sus 165 aerogeneradores, es capaz de generar energía para más de 1,4 millones de hogares.

Aunque hablar del parque eólico marino más grande del mundo no significa que en este se encuentren las turbinas más grandes. De hecho, la turbina eólica más potente y más alta del mundo terminará de construirse este año. Y el próximo se instalará en el parque eólico Frederikshavn (Dinamarca), en el de Atlantic Shores de Nueva Jersey y el Empire Wind, ambos en Estados Unidos.

Pero ¿qué tan potente resulta este aerogenerador? Pues bien, con una altura de 280 metros y unas palas de 115,5 metros de largo un solo aerogenerador marino Vestas V236-15.0 MW es capaz de producir 80 GWh de forma anual. Esta cifra es suficiente como para generar energía a unos 20.000 hogares europeos. Y no solo eso, pues también permite ahorrar hasta 38.000 toneladas de dióxido de carbono, lo que equivale a retirar del mercado un total de 25.000 coches.

El futuro del autoconsumo

No hay duda de que cada vez más hogares en España se suben a la ola de las energías renovables. De hecho, en la cadena francesa France 24 mostraban el ejemplo de cómo la instalación de unos paneles solares en Pozuelo de Alarcón (Madrid) había conseguido reducir la factura de la luz a la mitad en solo tres meses. Su influencia es tal que de los 39.000 megavatios de capacidad fotovoltaica que se prevé para 2030 en España, entre 9.000 y 14.000 pertenecerán al autoconsumo.

  Tesla alimentará una isla de Hawái 100% con energía solar

Dentro del ámbito del autoconsumo, reina la energía solar. Sin embargo, “la energía minieólica es la gran olvidada”, apunta Fernández, cuando se hace referencia a este tema. Pese a tener complicada su competencia frente a la solar, considera que en un futuro cercano se podrá ver este tipo de energía renovable en “lugares de campo, que estén sobre todo alejados de la ciudad”. Y es que la minieólica cuenta con la limitación de que no todas las ubicaciones son válidas, y el coste por kWh resulta mayor que el de la solar. “Sin embargo, la energía solar es igual de eficiente, independientemente de su tamaño”, apunta Datas.

Ahora bien, para ahorrar dinero en las próximas factura de la luz y gas no solo hace falta encontrar la mejor forma para generar energía, sino también para almacenarla. Así, los expertos consideran que “en 2023 y 2024 la demanda de baterías de litio aumentará cada vez más” asegura Roberto Cavero García, responsable del área de Distribución y Mercado Energético en ATRAE Foro de Energía, en declaraciones al portal especializado en energías renovables Energía Estratégica España.

Sin embargo, también hay quienes no creen que el litio vaya a formar parte de las aplicaciones a largo plazo, sobre todo si se requiere cada vez más energía en distintos ámbitos. “Pero cuando empiezas a necesitar almacenar energía durante más tiempo, porque ha habido cielos despejados durante una semana y la siguiente no hace apenas sol, por ejemplo, las baterías de litio son tan caras que no se pueden utilizar. Además, las tienes que usar muchas veces al año para poder amortizarlas”, explicaba el propio Alejandro Datas a este periódico con motivo del Proyecto Amadeus.

  Presentaron la nueva Kombi que ahora se llama ID.Buzz y tiene motor eléctrico

Se trata de una premiada iniciativa que apuesta por el silicio para almacenar energía en un futuro. “Con estas tecnologías podemos pasar de los 400 de euros por cada kW/h que almacenas en las baterías de litio, a 10 euros o incluso menos”. Aunque para conseguir almacenar el calor a temperaturas entre los 1.000 y 1.500 grados centígrados habrá que esperar un año más.

Por tanto, y a modo de conclusión, se puede afirmar sin reparo alguno que 2023 no será el año definitivo de las energías renovables. Como es muy probable que tampoco lo sea 2030, fijado como límite por la última Cumbre del Clima. “Para el año 2030 no tendremos un sistema eléctrico 100% renovable”, sentencia Fernández. Las previsiones estiman que se llegará a alcanzar hasta un 74%.

Aunque si este año no será el de las renovables, quién sabe si sí será en el que se acabe enterrando por completo al carbón, pues el pasado año terminó con un uso del 3% sobre el total de la energía, lo que demuestra, como apunta este experto en energía eólica, que las centrales nucleares se están cerrando en España.

Además, las energías limpias pueden llegar a superar al carbón a principios de 2025 como la mayor fuente de electricidad, según prevé el último informe de la Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés). Aun así, hay países donde no se atreven a pensar tan a largo plazo. Es el caso de Francia y Alemania, donde el riesgo de apagones se hace cada vez más real durante este año. Así, el país vecino estudia cortar la luz de manera puntual en enero ante la escasez de energía, mientras que los alemanes podrán sufrir cortes de hasta unos 90 minutos.

Últimas noticias

La Tierra y la Luna nunca van a chocar, asegura la NASA

¿Te has preguntado alguna vez si la luna podría colisionar con la Tierra? Esta es la respuesta que ha dado la NASA recientemente.

Noticias relacionadas