Cómo prevenir y evitar accidentes por intoxicación en el hogar

Desde el comienzo de la pandemia, la rutina a nivel global se modificó y los espacios donde se trabajaba, estudiaba o recreaba pasaron a concentrarse en uno solo: el hogar. Allí se pasa la mayoría del tiempo y con la llegada del frío, los ambientes suelen quedar cerrados y las estufas o calderas comienzan a encenderse.

El consumo de gas natural aumenta de manera significativa y una distracción en si hubiera un mal funcionamiento en los artefactos de la casa -cualquiera que requiera paso de gas- puede ser catastrófico porque provoca una mala combustión que podría generar un gas altamente tóxico como es el monóxido de carbono.

Estar expuesto al monóxido de carbono puede ser mortal. El problema es que no levanta sospechas ni da indicios de que su presencia está contaminando el ambiente que se habita y el aire que se respira: no tiene olor, no se ve ni causa molestias o irritación en los ojos. Es por eso que se lo llama el “asesino silencioso”.

Sus principales síntomas son dolor de cabeza, sensación nauseabunda, vómitos, palpitaciones, caídas, falta de concentración, sensación de confusión, mareos y movimientos involuntarios, entre otros. Esto puede agravarse según el tiempo de exposición. Por eso, cuando se advierten estos síntomas lo primordial es ventilar los ambientes, sacar a la persona afectada al aire libre y recurrir de forma inmediata al médico.

Es fundamental tomar conciencia de que no solo necesitamos aire puro cuando se está en espacios exteriores sino internos y que la forma se asegurarse que los artefactos a gas funcionen de forma adecuada es comprometiéndose a revisarlos de forma anual y por medio de un gasista matriculado, el único habilitado para hacerlo.

Todos los accidentes por monóxido de carbono son evitables y teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones, se puede garantizar un ambiente libre de monóxido de carbono e íntegro para dar lugar a cualquier rutina.

  • Asegurarse que el color de la llama que emite el artefacto a gas sea uniforme y de color azul. Si su tonalidad es anaranjada, indica que funciona en forma defectuosa
  • Hacer revisar periódicamente las instalaciones por un gasista matriculado en la zona de distribución
  • Ventilar de forma permanente los ambientes (a través de rejillas compensadoras reglamentarias)
  • Utilizar fuentes de calor de tiro balanceado. En estas la combustión se genera en una cámara estanca (cerrada), es decir, que toma el aire del exterior y libera los gases de combustión afuera, de manera tal que evita la disminución del oxígeno ambiental
  • Mantener las hornallas de la cocina limpias de líquidos y alimentos porque eso obstruye los quemadores y genera una mala combustión.
  • Aprovechar al máximo la capacidad calórica de los artefactos, no tapar con cortinas ni muebles.
  • Los artefactos de gas instalados en baños o dormitorios sólo deben ser de tiro balanceado.
  • Dejar siempre una rendija abierta; es importante que haya circulación libre de aire desde el exterior.
  • Si se va a habitar una vivienda que ha permanecido cerrada por mucho tiempo, revisar las instalaciones internas por un gasista matriculado.
  • Verificar que los conductos de ventilación de un artefacto no tengan ningún tipo de angostamiento, escalonamiento o acople en su recorrido hacia el exterior. Cualquier tipo de obstrucción –como los nidos de pájaros o roedores- generará que el CO se acumule y vuelva al interior de la vivienda.
  • Realizar trabajos de limpieza, pintura o construcciones de los conductos de evacuación con un gasista matriculado en la zona de distribución correspondiente, ya que, si estos no son correctamente reinstalados, pueden ocasionar un accidente.
  • No está permitido el uso de caños corrugados para la ventilación de los artefactos de combustión, ya que evacuan un 30 por ciento menos que el caño liso.
  • No colocar artefactos a gas en baños o dormitorios (excepto que sean de tiro balanceado).
  • No utilizar hornallas y hornos de la cocina para calefaccionar el ambiente. Esto es sumamente peligroso.
  • Cuando se realice la compra de un artefacto, se debe verificar que esté aprobado por un organismo certificador. Debe tener adherida la oblea con el sol naciente que dice “Gas”.
  • Los artefactos de tiro balanceado NO deben dirigir sus gases quemados a ambientes cerrados.
  • MetroGAS cuenta con un listado de gasistas matriculados a disposición de los clientes de acuerdo con categorías que se otorgan para ejecutar determinados tipos de trabajos

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Las energías solar y eólica serán más baratas que el carbón

Las innovaciones tecnológicas permitieron que la eficiencia de estas energías aumente considerablemente, reduciendo así ...

América Latina creció un 370% en energía solar en 2014

Fue la región que mostró el crecimiento más rápido en la instalación de paneles ...

El BID financiará su primer proyecto de energía solar en Uruguay

El Banco Interamericano de Desarrollo cerró un acuerdo con la multinacional Fotowatio Renewable Ventures ...