Crece en Bariloche el uso particular de energía solar

Entre las actividades económicas que tenían presencia mínima hasta hace pocos años y hoy muestran un pujante desarrollo, se destaca sin duda la provisión de paneles solares, baterías y otros equipos para la autogeneración de energía, que evolucionó al ritmo de una crecimiento geométrico de la demanda y de la consiguiente multiplicación de comercios especializados.

La venta de equipamiento aumentó en forma notable (un proveedor dijo que en el último lustro crece a razón del 100% por año) y los precios se abarataron más de un 50% en dólares, según otra de las fuentes.

Las motivaciones de los clientes son múltiples. Algunos buscan alternativas de generación autónoma para desligarse en todo lo posible de la red de provisión que administra la CEB, debido a los cortes recurrentes y a las noticias que machacan con la “crisis energética”.

Otros buscan instalar su propia generación solar por razones ecológicas, y también están los interesados en aprovecharlo como recurso económico alternativo, inyectar la energía excedente en la red y cobrar por ese servicio. Aunque esta variante tiene por ahora muchos obstáculos (ver aparte).

El auge que experimentan las energías renovables aplicadas en pequeña escala llegó al centro de Bariloche, donde ya existe la primera “Tienda Solar”, cuyo dueño, Nicolás Simchenko, pretende desarrollarla con un sistema de franquicias.

Según explicó, si bien en la rentabilidad de este tipo de módulos “todavía hay un gris”, la pandemia “aceleró” la transición que desde los motores a combustión a las energías renovables.

Dijo que el “cambio climático tiene mucho que ver con la nueva tendencia”, a la que sus defensores se resisten a encuadrar como una moda. “Bajó mucho el precio de las baterías de litio y se liberaron las patentes de paneles y otros productos -explicó Simchenko-. La energía renovable hasta no hace mucho era costosa, pero se empezó a simplificar y aparecieron los equipos integrados: ya no hace falta tener los paneles por un lado, la batería por otro. Es como una notebook, que integró las partes de la vieja PC”.

Explicó que las redes eléctricas “troncales” que se extienden “como una mano”, van hacia un formato de “nodos”, como ocurre con internet. Dijo que “el sistema eléctrico renovable va hacia eso”, de modo que cobra importancia la generación particular y descentralizada.

Según Simchenko, uno de los cambios clave es la “tasa de retorno”, que mejoró en forma notoria con el abaratamiento de los equipos. Dijo que antes una inversión se amortizaba a 10 ó 15 años y “desde la pandemia el panorama es otro, ya se puede hablar de 4 ó 5 años para el recupero”.

Convertec es otra empresa dedicada al rubro y fue de las primeras en inyectar energía de generación propia a la red, hace ya 5 años. Pero su titular, Leandro Suárez, dijo que no está allí el atractivo principal para el uso de esta tecnología, porque “se paga muy poco”. El mayor interés está puesto en obtener energía para el “autoconsumo”, según explicó.

“Muchos de nuestros clientes quieren simplemente un reaseguro para las calderas, ante un corte de energía, para no quedarse sin calefacción. Porque la alimentación es a gas, pero la circulación de agua se mueve con electricidad”, graficó Suárez.

Dijo, al igual que su colega, que no dan abasto entre las consultas y encargos que reciben. Diferenció entre los clientes “del campo”, que buscan energía renovable porque no cuentan ni van a contar con servicio de red, y los “urbanos”, interesados en los paneles solares “por una cuestión ecológica” o por necesidad, ante las deficiencias del servicio que presta la CEB. Suárez dijo que en la ciudad instalan “entre tres y cinco equipos mensuales”.

Otra firma del rubro es Comercial y Energía SRL, asentada en Jacobacci, que acumula amplia experiencia en provisión de tecnología para aprovechamiento solar en comunidades rurales.

Su titular, Iván Cayumán, dijo que se iniciaron en 2012 y que el auge de la actividad “se incrementó desde 2018”. Señaló que fueron proveedores en Jacobacci de la primera vivienda que no consume energía eléctrica interna y se abastece solo con paneles fotovoltaicos.

Dijo que la mayor demanda se debe a que “la gente percibe que va a haber falta de energía y quiere asegurarse alguna autonomía”. Según interpretó, también “ayuda mucho la baja de precios”, a la que relacionó con la agresiva irrupción de equipos de origen chino.

Energía para el campo

Los primeros desarrollos de energía solar de uso localizado estuvieron orientados al ámbito rural, donde la necesidad está impuesta por la inaccesibilidad de las líneas eléctricas. El jefe de Generación Aislada de la secretaria de Energía provincial, Osvaldo Svampa, dijo que ya llevan instalado equipamiento en 16 parajes “que no son atendidos por la empresa Edersa”. Agregó que tienen en plena ejecución un plan más vasto, con financiamiento nacional, que quedó paralizado por un litigio con la empresa proveedora.

Dijo que se trata de un programa de electrificación rural “con generación renovable, exclusivamente” y que ya concretó instalaciones en 473 hogares, pero tiene otros 1.300 a la espera de que se resuelva la suspensión.

Svampa destacó que la tecnología de paneles solares y baterías “cada año es más accesible” y calculó el costo de instalación para los requerimientos promedio de una vivienda rural “varía entre los 3.000 y 3.500 dólares. Señaló que “hay gente que prefiere esperar, porque los costos van a seguir bajando” y también mejora la calidad y prestaciones de los equipos. Precisó que hasta hace unos pocos años los paneles solares disponibles eran de 65 watts, después aparecieron los de 200 y hoy se comercializan hasta de 800 watts y “están al alcance de cualquiera”.

Modalidades

Simchenko dijo que el interés que moviliza a muchos de sus clientes es contar con generación alternativa como complemento y llegado el caso tener un “back up” que lo cubra si hay cortes en el servicio de red. Pero para esto último “la inversión ya es distinta”, por el costo de las baterías.

Señaló, entre otros detalles, que el costo promedio es de 300.000 pesos para contar con 1 kW de potencia y el cliente debe tener en cuenta que la vida útil estimada del panel solar es de 20 años, el “inversor” 12 años y la batería 8 años.

Su empresa trabajó, por ejemplo, en la alimentación eléctrica de los trailers de comida que funcionan en el cruce de Pioneros y la ruta 82. También equipó otros emprendimientos parecidos en el cerro Tronador y trabaja en un primer prototipo de “grupo electrógeno solar”, que consiste en un contenedor de seis metros que despliega paneles en otros 15 metros. El proyecto es ofrecerlos en alquiler y servirían para alimentar de energía a un hospital de campaña, un espectáculo musical, obras de construcción, o bombeo de agua, donde la red no puede garantizar la energía.

Inyectar el excedente a la red

Una de las posibilidades con la energía solar es “inyectar el excedente” en la red.

Suárez dijo que la firma Madeco tiene 10 kW de potencia instalada y fueron los primeros en ejercer esa opción.

Cayumán advirtió que no hay un desarrollo mayor de esa modalidad por la desconfianza que genera en la gente.

Además, Suárez subrayó las desventajas existentes en Río Negro. “Yo por ejemplo consumí 150 kW, inyecté otros 350 kW en la red y el repago fue de 800 pesos. Así no lo amortizás nunca más”, explicó. En cambio hay provincias como Santa Fe, que tienen sistemas de estímulo mucho más atractivos y pagan al generador aislado bastante más que la tarifa regular que cobran las distribuidoras.

El gerente de la CEB, Federico Lutz, reconoció las limitaciones y dijo que en Bariloche son 21 los “prosumidores” que generan en baja tensión y están habilitados para tomar o inyectar energía en la red, de manera indistinta. Aclaró que la ley exige que sea energía renovable.

Lutz opinó que los generadores particulares tienen que ser “aliados” de las distribuidoras y admitió que los avances tecnológicos tenderán a esa modalidad. No acordó con los incentivos en tarifas.

Un desarrollo con futuro

Algunos de los presentes consultados dijeron que la Patagonia y Bariloche en particular tienen condiciones de insolación “superiores a los de muchas provincias más al norte e incluso que Buenos Aires”. Aunque esa ventaja se concentra en el verano y disminuye mucho en invierno. “La diferencia entre ambas estaciones para Bariloche es de 7 a 2”, dijo Leandro Suárez, al referirse a las posibilidades de aprovechamiento solar.

Nicolás Simchenko dijo que los proyectos de energía generada “in situ” para viviendas familiares y pequeños emprendimientos representan un “cambio de paradigma”, que ya está impuesto, pero en breve lapso tendrá un desarrollo mucho mayor. Dijo que “los transformadores inteligentes bidireccionales” y los sistemas automatizados resuelven problemas operativos que antes desalentaban a algunos interesados y que “ya no existe más”.

También señaló que los precios bajan en una tendencia que se mantiene firme y no va a cambiar. Las energías renovables y de generación aislada “ya no son algo utópico, el mundo empieza a verlo así -dijo Simchenko-. Empezaron como una rareza, algo para especialistas y ahora ya son una necesidad, como en su momento pasó con los teléfonos inteligentes o con la notebook”.

Tags: