¿Cuáles son las principales energías verdes?

energías-renovables

Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) es conseguir que toda la población del planeta tenga  acceso al consumo de energía y, a ser posible, que esta no contamine. Por ello ganan peso las alternativas de energía verde o de origen renovable.

En 2007, el Consejo Europeo, integrado por los 27 Estados miembros de la Unión Europea (UE), acordó que el porcentaje de energías renovables debería alcanzar el 20% del consumo total de energía. A día de hoy, con la crisis económica derivada del coronavirus,, se hace complicado llegar a estas metas. No obstante, es uno de los principales ejes del Pacto Verde Europeo, la hoja de ruta para dotar a la UE de una economía más sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

La energía eólica

La energía eólica es aquella que se obtiene a partir del viento. Las rachas de viento mueven los aerogeneradores instalados, por ejemplo, en lo alto de una colina, para producir electricidad. Acostumbran a estar conectados a la red de distribución eléctrica de la región en la que se encuentran.

La energía eólica es una de las más utilizadas en el mundo. Según la Asociación Mundial de Energía Eólica (WWEA, por sus siglas en inglés), las turbinas eólicas instaladas a finales del 2018 llegaron a cubrir cerca del 6% de la demanda mundial de electricidad.

Dentro de la Unión Europea, el país que encabeza la lista en producción de energía eólica es Dinamarca, con un 40,8% de su consumo anual, según el informe Renewables 2019: Global Status Report.

La energía eólica es un recurso abundante, renovable y limpio cuyo impacto ambiental es, por lo general, menos exagerado que el de otras fuentes de energía.

La energía hidráulica y mareomotriz

La energía hidráulica genera electricidad a partir del movimiento del agua, de las energías cinéticas (movimiento) y potenciales (fuerza). Por ejemplo, el caudal de un río produce electricidad sin que por ello agotemos o dañemos el agua.

En el caso de la energía mareomotriz, esta se obtiene aprovechando el movimiento de las mareas en los mares y océanos para generar electricidad. El grupo de investigación REN21, formado por expertos, organizaciones intergubernamentales, asociaciones, ONG y científicos, pone el foco en el enorme potencial del océano para producir energía y recomienda seguir investigando posibles vías de desarrollo.

A pesar de no generar deshechos contaminantes, tiene un gran impacto sobre el medio ambiente y el paisaje. Por ejemplo, a la hora de construir presas, ya que se inundan grandes superficies de terreno y se modifica el caudal de los ríos.

No obstante, una de las principales ventajas de la energía hidráulica es que su “motor” es el agua, un recurso que recubre el 70% de la superficie del planeta Tierra.

La energía solar

El ser humano ha aprovechado la energía que desprende el Sol desde la antigüedad mediante diferentes tecnologías, que han ido evolucionando hasta la actualidad.

A día de hoy, esta energía en forma de luz y calor se puede captar y almacenar en células fotoeléctricasheliostatos o colectores solares, también conocidos como placas fotovoltaicas, para transformarse después en energía fotovoltaica (electricidad) o térmica (calor).

La Asociación Europea de la Industria Fotovoltaica (EPIA) avanza en su último informe que el objetivo para este 2020 es proveer el 12% del suministro de toda la energía eléctrica a los países europeos.

Producir energía solar fotovoltaica no emite ningún tipo de polución por lo que ayuda a evitar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero. No obstante, una de sus principales desventajas es que se necesita de un día despejado para captar la luz del Sol, y las condiciones meteorológicas no siempre se pueden predecir.

La energía geotérmica

La energía geotérmica se obtiene mediante el aprovechamiento del calor que almacena el interior de la Tierra en sus diferentes capas. El calor se transmite desde las zonas internas de la corteza hacia la superficie debido a la acción de diversos fenómenos, como el movimiento de las placas de la tierra o la circulación de las aguas subterráneas.

La temperatura del planeta es más alta a medida que aumenta la profundidad. Se excava para aprovechar el calor de las rocas y de los líquidos subterráneos y convertirlo en electricidad .

Como energía renovable y no contaminante, una de sus principales ventajas es que los recursos geotérmicos son prácticamente inagotables. Además, se trata de una fuente de energía estable ya que puede producir electricidad o calor durante todo el día, independientemente de las variaciones del clima.

La energía biomasa y biogás

La biomasa es la energía que se obtiene a partir de materia orgánica, es decir, de los residuos y desechos orgánicos que pueden ser de origen animal o vegetal.

Un ejemplo de ello sería la leña, que podemos quemarla para generar electricidad o fermentarla para producir biogás. Este está compuesto en su mayoría por dióxido de carbono y metano generados por la degradación de la biomasa, y se utiliza como combustible.

La mayor desventaja de este tipo de producción de energía es que puede favorecer la deforestación de bosques y el reemplazo de zonas de cultivo de alimentos.

El cultivo de vegetales destinados a producir biomasa puede hacer que aumente el precio de los alimentos destinados al consumo humano, un precio que los países pobres no pueden asumir y que suelen ser los más afectados por el hambre.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

México: La energía solar creció 1.200% en los últimos 4 años

El sector puede generar cerca de medio millón de empleos en los próximos 6 ...

Argentina: Santa Fe fomenta la compra de equipos de energía renovable

Mediante un decreto, el gobierno provincial impulsa la adquisición de equipos por parte de ...

Facebook y el sueño de funcionar sólo con energía renovable

La compañía tecnológica también quiere reducir un 75% sus emisiones de gases de efecto ...