Dalai Lama y otros 100 premios Nobel piden que se eliminen los combustibles fósiles

dalai lama

Mientras los líderes más poderosos del mundo se reunieron en la cumbre virtual sobre clima convocada por el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el Dalai Lama y otros 100 premios Nobel tienen un mensaje claro para ellos: mantener los combustibles fósiles bajo tierra.

Estos 101 premios Nobel han escrito al presidente norteamericano y a los asistentes a la reunión del pasado jueves, instándoles a tomar medidas concretas para eliminar este tipo de combustibles con el propósito de evitar un cambio climático catastrófico.

“La quema de combustibles fósiles es responsable de casi el 80% de las emisiones de dióxido de carbono desde la revolución industrial (…) Permitir la continua expansión de esta industria es inconcebible”, dice la carta, compartida en exclusiva con CNN.

Los firmantes dejaron en claro que creen que corresponde a los asistentes a la cumbre actuar. “Los líderes, y no la industria, tienen el poder y la responsabilidad moral de tomar medidas audaces para abordar esta crisis”, afirmaron.

Los galardonados señalan tres pasos que, según ellos, deben realizar los líderes: poner fin a cualquier expansión de la producción de petróleo, gas y carbón, eliminar gradualmente la producción de combustibles fósiles e invertir en la transición mundial hacia las energías renovables.

“Además de ser la principal fuente de emisiones, la extracción, el refinado, el transporte y la quema de combustibles fósiles conllevan costes locales de contaminación, medioambientales y sanitarios. Estos costes los pagan a menudo los pueblos indígenas y las comunidades marginadas”, mencionó la misiva.

Los llamados a la eliminación de los combustibles fósiles no son nuevos. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) afirma que esa medida es necesaria si la humanidad quiere detener el catastrófico cambio climático provocado por el hombre.

El objetivo del Acuerdo Climático de París de 2015 es limitar el calentamiento a menos de 2 C° y lo más cerca posible de 1,5 C° por encima de los niveles preindustriales. Para lograrlo, el mundo necesita reducir la producción de combustibles fósiles en cerca de un 6% cada año entre 2020 y 2030.

La ONU sostuvo el año pasado que el mundo está en camino de producir un 120% más de combustibles fósiles para 2030 de lo que los científicos dicen que es permisible para evitar que el planeta se caliente más de 1,5°C, y un 50% más de lo que podemos quemar para mantener el calentamiento a 2°C.

Aunque la pandemia hizo que las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero descendieran ligeramente en 2019, un nuevo informe publicado esta semana por el Organismo Internacional de la Energía afirma que el rebote ya se está produciendo.

Los autores de la carta dicen que los esfuerzos para cumplir con los términos del Acuerdo de París y para reducir la demanda de combustibles fósiles se verán socavados si la oferta sigue creciendo.

“El sistema de combustibles fósiles es global y requiere una solución global, una solución en la que debe trabajar la Cumbre del Clima de los Líderes (…) Y el primer paso es mantener los combustibles fósiles bajo tierra“, escribieron.

Tags: