jueves, agosto 18, 2022

El Microlino 2.0: finalmente se produce el Isetta eléctrico

Más leídas

Seis años después de haber sido mostrado en el Salón de Ginebra, finalmente el Microlino 2.0, sucesor moral, estético y eléctrico del BMW Isetta, entra en producción. Fabricado en Turin, Italia, el pequeñito respeta el diseño histórico, no solo en lo estético, también tiene acceso por el portón frontal. Las primeras entregas serán en Suiza hacia fines de año, no son económicas y ya tiene 30.000 reservas.

El Microlino utiliza un motor eléctrico en el eje trasero que entrega 17 cv, con pico de 25 caballos, y un torque de 118 Nm. Las prestaciones marcan una velocidad máxima de 90 km/h y una aceleración de 0 a 50 km/h en cinco segundos. Las baterías se ofrecerán en tres niveles, de 10,5 kWh a 14 kWh para autonomías de 95 a 175 kilómetros. Los tiempos de recarga demandan alrededor de cuatro horas en cualquier enchufe de 220v para un 80% de batería.

Si bien se basa en un modelo popular, el Microlino 2.0 será un vehículo bastante exclusivo con precios que irán desde los 15.000 hasta los 18.500 dólares. Además, la versión de lanzamiento, denominada Pioneer Series, tendrá un precio de 21.000 dólares e incluye decorados LED exteriores, cuero ecológico, techo solar y un mini scooter integrado en el área de carga.

El Microlino 2.0 tampoco será un modelo masivo, se espera que la producción ronde los 10.000 vehículos anuales y ya hay una lista de reserva por el triple de unidades. Si igualmente fueras paciencia, luego de Suiza, el cuatriciclo eléctrico (como es catalogado legalmente) ampliará su rango a Alemania e Italia, para seguir por el resto de la Unión Europea en 2023. En Argentina, donde se fabricaron menos de 1.500 Isettas 600 bajo la marca De Carlo, ya tenemos uno eléctrico y acá te contamos la historia.

  Las energías renovables crecerán 50% en los próximos cinco años
Últimas noticias

En los últimos 60 años, se perdió casi la mitad de la superficie forestal mundial

Esta caída amenaza el futuro de la biodiversidad y afecta la vida de 1.600 millones de personas a nivel global.

Noticias relacionadas