sábado, diciembre 10, 2022

Estas células solares de última generación podrían acabar con las pilas de un sólo uso

Más leídas

Cada año se tiran miles de millones de pilas de un sólo uso. Ahora, empresas como Ambient Photonics o Exeger afirman que sus células solares de baja luminosidad pueden ayudar a acabar con este problema.

Una pulgada cuadrada es aproximadamente el tamaño de las células solares sensibilizadas por colorante que esta empresa está incorporando a los mandos a distancia que Universal Electronics, uno de los principales fabricantes de estos dispositivos para empresas de todo el mundo, tiene previsto empezar a vender en 2023.

También es lo suficientemente pequeña como para encajar en muchos de los sensores, transmisores y otros dispositivos digitales que conforman el mercado del Internet de las cosas. Mientras que cada año se distribuyen cientos de millones de mandos a distancia, se prevé que el mercado de los dispositivos del Internet de las Cosas ascienda a decenas de miles de millones de unidades en las próximas décadas.

Cada uno de estos dispositivos necesita una pila, y esas pilas deben sustituirse cada año, si no con más frecuencia. Son miles de millones de pilas desechables al año.

Aunque se supone que esas pilas deben reciclarse, la mayoría de las veces se tiran a la basura. Se trata de una cantidad enorme de residuos.

Ambient Photonics es uno de los proveedores de sistemas fotovoltaicos de captación de luz ambiental de nueva generación esperan convertir en obsoletas las pilas desechables. Tienen que demostrar que los últimos avances en una tecnología solar pueden producir células lo suficientemente eficientes, fiables y baratas para la tarea.

La nueva clase de células solares sensibilizadas por colorante (DSSC) puede proporcionar suficiente energía en condiciones de luz interior para mantener en funcionamiento dispositivos más sofisticados sin necesidad de nuevas baterías.

  Río Negro: autorizaron de manera oficial el proyecto para la producción de Hidrógeno Verde

Ambient espera poder producir decenas de millones de células solares al año.

Estas células solares son de bajo coste de fabricación y se hacen con materiales abundantes, les ha costado mucho desplazar a la energía fotovoltaica convencional.

Esto se debe a dos razones principales. La primera es el historial de problemas de estabilidad química de las DSSC y su escaso rendimiento en aplicaciones reales. La segunda es que hay tecnologías mucho más eficaces para convertir la luz solar directa en electricidad, es decir, los paneles solares de polisilicio que han conquistado ampliamente el mercado solar.

Investigadores de DSSC de todo el mundo están realizando avances similares. Durante mucho tiempo, las mejores células sólo eran capaces de convertir en electricidad alrededor del 11% de la luz que absorbían. Pero las células más recientes alcanzan entre un 30 y un 40% de eficiencia de conversión en las pruebas de laboratorio.

Exeger está construyendo su segunda fábrica en Estocolmo y está incrustando su material solar PowerFoyle en auriculares, cascos de bicicleta equipados con luz y arneses para perros con seguimiento inalámbrico.

La impresión es de forma libre, con cualquier forma, y funcionan tanto en interiores como en exteriores. Esto ha llevado a Exeger a centrarse en la electrónica de consumo, un mercado en el que los dispositivos que no tienen que cargarse o cambiarse de batería pueden tener un precio superior.

Con el tiempo, la gente se volverá consciente de la luz. Pondrán el mando a distancia en el alféizar de la ventana para cargarlo cuando no lo usen.

Últimas noticias

Chubut: Imputarán al responsable de pasar una topadora sobre nidos de pingüinos en Punta Tombo

El propietario del campo que para colocar un alambrado aplastó a 192 pichones de pingüinos de Magallanes y pasó por encima de casi 150 nidos.

Noticias relacionadas