Renovables en Chile

La Patagonia chilena es una región con una naturaleza deslumbrante: los imponentes picos nevados de los Andes, los densos bosques templados y los exuberantes valles y praderas donde abundada la vida silvestre y las comunidades tradicionales viven de manera sencilla. El complejo hidroeléctrico que HidroAysén propone para dos de los últimos grandes ríos de flujo libre en el mundo podría devastar todo esto. La construcción de estas inmensas represas significaría:

 
inundar 5.665 hectáreas de hábitat de vida silvestre irremplazable e importantes tierras ganaderas;
construir una nueva línea de transmisión de 1.900 kilómetros que podría poner presión en las zonas prístinas de 17 parques y reservas nacionales, 26 humedales y sitios de conservación de biodiversidad, además de afectar a cientos de propiedades privadas; y
aumentar la población de ciudades locales que carecen de infraestructura y servicios adecuados para manejar este crecimiento demográfico.
 
Mientras las grandes empresas de energía están presionando para que se lleve a cabo este arriesgado proyecto, Chile desaprovecha sus abundantes recursos energéticos renovables y su gran potencial para incrementar la eficiencia energética. El NRDC está colaborando con una coalición internacional con el fin de frenar el complejo de HidroAysén y ayudar a que Chile alcance su potencial como un líder en energías renovables y eficiencia energética.
 
Para apreciar más imágenes impresionantes de la Patagonia,
visita nuestro álbum de diapositivas >>
 
Aprende más sobre el proyecto hidroeléctrico de HidroAysén (en inglés)
 
¿Por qué es importante?
 
Chile tendría la oportunidad de ser un líder mundial en energía limpia si aprovecha sus abundantes recursos de energía renovable y su gran potencial para mejorar la eficiencia energética. El gobierno chileno ha firmado numerosos acuerdos internacionales para promover la energía limpia. Una parte fundamental de estos acuerdos comprende el intercambio de información, lo que significa que la decisión de promover la energía renovable en Chile ayudaría a avanzar las energías alternativas a nivel internacional a medida que aprendemos de nuevos programas e innovaciones.
 
Las soluciones
 
 
 
Chile tiene un potencial incomparable para desarrollar fuentes de energías renovables y eficiencia energética. A lo largo de su territorio, el país cuenta con recursos de energía solar, eólica y geotérmica, que podrían fácilmente satisfacer las futuras necesidades energéticas del país. Estas alternativas energéticas son más sostenibles, menos destructivas y más estables que las mega-represas hidroeléctricas y centrales a carbón que actualmente dominan la matriz energética de Chile.
 
El NRDC trabaja con una amplia coalición de ciudadanos, grupos comunitarios y organizaciones no gubernamentales chilenas e internacionales para oponerse al proyecto hidroeléctrico de HidroAysén y apoyar soluciones energéticas sostenibles. Nuestra estrategia incluye:
 
Cuestionar el deficiente Estudio de Impacto Ambiental de HidroAysén. La evaluación de impacto ambiental de HidroAysén no cumplió con las mejores prácticas aceptadas a nivel internacional. El análisis de NRDC de este documento destaca importantes deficiencias, datos erróneos y vacíos evidentes en la información, en particular el hecho de ignorar por completo el impacto que ocasionaría la línea de transmisión del proyecto. El proceso de evaluación de HidroAysén duró tres años durante los cuales surgieron irregularidades legales y reclamos de corrupción en las agencias públicas encargadas de la evaluación. La aprobación ambiental del proyecto en mayo de 2011 provocó una de las mayores protestas ciudadanas que se han visto en Chile en más de una generación.
 
Demostrar que HidroAysén es una inversión arriesgada. HidroAysén es un proyecto enorme, con un costo de US$ 10 mil millones. Esto significa que es casi seguro que HidroAysén necesitará financiamiento externo. El NRDC ha llamado la atención sobre la existencia de la oposición ciudadana, los desafíos legales, la incertidumbre sobre la línea de transmisión y los riesgos relacionados con el cambio climático para hacer evidente que el complejo hidroeléctrico de HidroAysén es un mal negocio para los posibles inversionistas.
Probar que Chile tiene opciones energéticas mejores y más inteligentes. Los cuantiosos recursos energéticos renovables de Chile ya son competitivos económicamente con la energía hidroeléctrica y el carbón. Además, estos recursos son más que suficientes para satisfacer las futuras necesidades energéticas del país si se combinan con medidas rutinarias de eficiencia energética. El NRDC investiga y analiza los beneficios que estas alternativas sostenibles pueden brindar para ayudar a demostrar que los grandes proyectos de energía destructivos como HidroAysén y las centrales a carbón contaminantes no representan el mejor camino para Chile.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

Perú: Inauguran el primer bulevar ecológico de Lima

Cuenta con cargadores solares para celulares que se pueden utilizar las 24 horas del ...

El magnate Elon Musk quiere llevar la energía renovable de Tesla a Puerto Rico

El empresario planea avanzar con su propuesta que combina la energía solar con un ...