Una aseguradora dejará de cubrir a empresas vinculadas al carbón

El sector de los seguros ha comenzado a posicionarse de manera creciente contra la industria del carbón, como parte de la estrategia para limitar el calentamiento global.

La aseguradora europea Allianz, ha definido fechas para dejar de ofrecer la cobertura en seguros para las empresas vinculadas a este sector, lo que afectará tanto a nuevos contratos como a renovaciones.

Ante la próxima junta general de accionistas, la compañía publicó su calendario de exclusiones de la industria del carbón en un documento que tendrá efecto desde el próximo 1 de julio.

El objetivo final de esta restricción es impulsar una rápida transición del carbón térmico a nivel mundial. Para la compañía también significa asegurar y proporcionar capital a las empresas que hacen la transición.

Por lo tanto, ha marcado su posición a dar cobertura a aquellas empresas que no cumplan con los nuevos umbrales, pero presentan una estrategia pública, confirmada por terceros independientes, para alejarse del carbón y lograr limitar el calentamiento global a 1,5 grados.

De manera positiva, esta acción podría presionar en la elaboración de las nuevas estrategias que se marquen el resto de aseguradoras europeas, como las españolas Mapfre, Catalana Occidente, Mutua Madrileña o Línea Directa.

Dentro de su plan, Allianz detalló que, desde este verano y hasta el 31 de diciembre de 2022, excluirá a compañías que reciban más de un 30% de sus ingresos de negocios de electricidad generado por fuentes térmicas, tanto ‘utilities’ como mineras, y aquellas que planeen más de 0,3 gigavatios (GW) de capacidad de carbón térmico, informó Social Investor.

Una vez finalizada la primera etapa, a partir del 1 de enero de 2023, las restricciones se endurecerán tanto en su inversión de seguros como en las coberturas de propiedades como de accidentes. En concreto, en dos años dejará de asegurar las empresas con más de un 25% de ingresos generados en electricidad de carbón térmico, minería y a sus proveedores.

Asimismo, para 2023, se excluyen las compañías con más de 5 GW de potencia térmica de carbón instalada o que practiquen la minería con un resultado de más de 10 millones de toneladas de carbón.

Este nuevo posicionamiento del grupo a favor del medio ambiente también se ha visto reflejado en su filial Allianz Global Investors, una de las principales gestoras activas del mundo (gestiona 582.000 millones de euros), que ha anunciado su política de diálogo activo (‘engagement’) para 2021. Sus prioridades se centrarán en la transición climática.

Entre las prioridades de su política, la firma de gestión de activos ha avanzado que se enfocará, a través de sus fondos, en luchar contra el cambio climático. Los gestores de fondos se involucrarán activamente con los diez principales emisores absolutos de carbono de su cartera para reducir el impacto climático.

Si el emisor no responde a las solicitudes o no muestra un esfuerzo de mejora en su ruta climática, el proceso de diálogo puede llegar a desembocar en la desinversión.

Por último, la compañía hará foco en los temas relacionados con el Covid19. En este sentido, analizará las propuestas de altas remuneraciones salariales caso por caso siempre que las empresas reciban ayudas estatales directas sustanciales, se registren despidos de forma relevante o se produzcan recortes de dividendos —no prescritos por los reguladores— como resultado de la pandemia.

Tags:

Esto tambien te puede interesar