Una “mariposa solar” gigante que volará por 90 países contra el cambio climático

Louis Palmer lo ha llamado SolarButterfly, y con su casa-mariposa solar quiere volver a muchos de los sitios donde llegó con su taxi solar. La idea es ver ahora qué se está haciendo en estos 90 países para luchar contra el cambio climático. Para ello identificará, registrará y publicará 1.000 soluciones y proyectos pioneros que puedan inspirar a millones de personas a tomar medidas similares en otras partes del mundo.

Diseñada por la Universidad de Ciencias y Artes Aplicadas de Lucerna (Suiza), la casa móvil es un ejemplo práctico de vida sostenible sin emisiones de carbono. Una de sus características únicas es que su techo se despliega en un gran panel solar de 80 metros cuadrados, como si se tratara de las alas de una mariposa, alimentando los equipos de la casa y cargando el coche eléctrico que lo remolca.

El SolarButterfly se está construyendo estos días con materiales muy avanzados, incluidos desechos plásticos recolectados en el mar y transformados para ser utilizado como material de construcción. Los paneles solares son suministrados por LONGi, un socio importante en el proyecto. Con la visión de LONGi –“usar la luz solar para construir un mundo más verde”–, el fabricante chino de paneles fotovoltaicos quiere convertirse en la empresa de tecnología solar líder en el mundo y avanzar en la transición global hacia la energía sostenible.

SolarButterfly pretende conocer más de 1.000 proyectos destinados a frenar el cambio climático. También celebrará eventos con la participación de la población local, las escuelas y los líderes políticos de los países que va a visitar. El proyecto se implementará en fases comenzando con 22.000 kilómetros en 32 países de Europa. De acuerdo con la ruta planificada, SolarButterfly visitará los cinco continentes y terminará en París el 12 de diciembre de 2025, justo a tiempo para el décimo aniversario del Acuerdo de París contra el cambio climático.

En Europa estará de mayo a noviembre de 2022, para saltar a Asia, de marzo a octubre de 2023; a Australia, de noviembre a diciembre de 2023; a América del Norte, de marzo a agosto de 2024; a América del Sur, de agosto a noviembre de 2024; y a África, de febrero a agosto de 2025. Entonces volverá a Europa, para recorrer otras regiones hasta diciembre de 2025.

Además del espacio para vivir cuatro personas, SolarButterfly tendrá un estudio de televisión integrado para grabar y difundir informes sobre soluciones sostenibles a través de redes sociales y medios convencionales. También será un espacio de alta eficiencia energética con agua calentada por energía solar y potabilización de agua de lluvia para beber. Otras empresas que financian el proyecto son Brugg, EnergieSchweiz, myclimate, 3A Composites Core Materials, Geser Fahrzeugbau, Komax, Kyburz, Lucerne University of Applied Sciences and Arts, OPES Solutions, Schindler, 3A Composites Mobility, Trobolo, Lucerne Business Development, Maxon, Jim&Jim y Cosmiq Universe.

El coste del viaje de cuatro años se recaudará a través de crowdfunding, patrocinadores y socios en el propio trayecto.

En palabras de Louis Palmer, “queremos llegar a cientos de millones de personas con el mensaje de que existen muchos proyectos en todo el mundo en los que se trabaja para detener el cambio climático con soluciones prácticas. Ahora todos tenemos la opción de ser parte del problema o ser parte de la solución. Queremos que las personas se den cuenta de que las soluciones para detener el cambio climático ya existen y que hay que tomar medidas en nuestra propia vida para detener lograrlo”.

Tags:

Esto tambien te puede interesar