Alerta por las aguas verdes del Delta y de Puerto Madero

Quienes suelen practicar deportes o caminar temprano en alguno de los paseos costeros que hay en Puerto Madero y en Tigre se sorprendieron con el extraño color verde intenso que tenía el agua. Rápidamente comenzaron las alertas por WhatsApp y redes sociales entre los grupos de vecinos preguntándose las causas es este fenómeno y el grado de peligrosidad que podría tener.

Debido a la presencia de aguas de tonalidad verdosa en algunos ríos y arroyos del Delta se solicita a la población no utilizar su agua para consumo humano ni animal, ni para higiene personal“, informó a media mañana el municipio de Tigre, distrito que se encuentra trabajando en coordinación con la Autoridad del Agua de la Provincia (ADA) para determinar el origen y nivel de toxicidad del líquido.

Según informaron fuentes de San Fernando es un fenómeno natural que se debe a la presencia de cianobacterias, es decir a algas que fabrican cianuro por baja cantidad de oxígeno. Contienen pigmentos verde azulados o verdes y realizan fotosíntesis. De ser ingeridas conllevaría peligros para la salud.

Ahora hay cianobacterias ya que tenemos bajante. A esto se suman las altas temperaturas, mayores a 16 grados, lo cual produce que el agua se estanque y proliferen. Por eso, Tigre es uno de los municipios más afectados, tiene varios arroyos con salida al río y de poco caudal“, añadieron. El municipio, debido a la gran a la cantidad de turistas que recibe, fue el primero en alertar en redes sobre las algas verde azuladas. Sin embargo, los isleños ya están acostumbrados a este proceso que sucede en verano y, por lo general, toman las precauciones correspondientes, aclararon.

Según explicó Sergio Federovisky, viceministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, el tono verde del agua “se debe a la presencia de cianobacterias, microrganismos que florecen cuando hay nutrientes en el agua, que proceden también de la contaminación orgánica”. Se produce si hay grandes vuelcos de efluentes cloacales. “Estamos viendo en el Delta y el Río de la Plata estas características indicativas de la contaminación orgánica y si son en sí mismas tóxicas. Desde nuestro ministerio estamos haciendo un monitoreo con todos los organismos involucrados para ver el foco de contaminación dónde está y aplicar la sanción que corresponda”. Al mismo tiempo recordó que la población tiene prohibido bañarse en el Río de la Plata desde 1975. En Tigre está permitido, por eso alertaron primero sobre el fenómeno. “Vamos a medir el grado de toxicidad del agua y medir la calidad del agua para determinar los niveles de toxicicidad”, agregó.

Tags: