Argentina: crearon la primera área marina oceánica protegida

El Senado creó el miércoles, por ley, la primera Área Marina Oceánica Protegida de la Argentina: se trata del “Banco Namuncurá-Burwood”, una meseta submarina situada entre las Islas Malvinas y la Isla de los Estados de especial importancia para la investigación científica y la conservación de la biodiversidad.

 
En la actualidad, tan sólo un 1% de los océanos está protegido, cifra que debe alcanzar el 10% en 2020 según el Convenio sobre la Diversidad Biológica de las Naciones Unidas. Esta iniciativa permitirá elevar la protección de nuestro mar a más de un 4%, lo que nos acerca a los objetivos planteados en el orden internacional.
 
Impulsado por Rubén Giustiniani, presidente de la Comisión de Ambiente y Desarrollo Sustentable del Senado, se sancionó anoche en el Senado el proyecto de ley de los diputados del Frente para la Victoria Luis Basterra y Guillermo Carmona, que crea esa nueva área protegida, una meseta submarina ubicada al sur del Mar Patagónico, a 150 km de la Isla de los Estados.
 
“Vida Silvestre, junto con Patagonia Natural, Wildlife Conservation Society y otras organizaciones, impulsamos la sanción de la ley brindando información técnica sobre la importancia del área a los legisladores”,sostuvo Diego Moreno, director general de la Fundación Vida Silvestre.
 
La ley tiene por objetivo conservar esta zona de alta sensibilidad ambiental y de importancia para la protección de la biodiversidad de especies que habitan en los fondos marinos, tales como hidrocorales, esponjas, cnidarios y crustáceos, con algunas especies descriptas como endémicas, es decir, exclusivas de esta área. Otras especies relevantes que se reproducen o se alimentan en el área son el tiburón espinoso; las merluzas de cola, austral y negra; los pingüinos penacho amarillo y de frente dorada; distintos tipos de albatros y petreles; el delfín austral; el elefante marino del sur y el lobo marino sudamericano, entre otros.
 
A su vez, busca facilitar la investigación científica, los ensayos de manejo y el monitoreo de las variaciones relacionadas con el cambio global, y promover el uso sustentable de los recursos naturales. Para ello, la ley propone un esquema de zonificación, que distingue un área núcleo (de protección más estricta), un área de amortiguación (para ensayos, monitoreo e investigación) y un área de transición (admite actividades extractivas sustentables en base al futuro plan de manejo del sitio).

La Nación

Tags: