China, el basurero electrónico del mundo

¿Alguna vez te has preguntado qué pasa con tu vieja laptop o teléfono celular cuando lo tiras a la basura? Es probable que algunos de esos electrónicos viejos termine en China.
 

Según un informe reciente de la Organización de las Naciones Unidas(ONU), ‘China parece ser ahora el mayor vertedero de desechos electrónicos en el mundo’.
 
En la basura electrónica, o e-waste, hay de todo, desde televisores, refrigeradores y sistemas de aire acondicionado hasta esa vieja computadora de escritorio que puede acumular polvo.
 
Muchos de estos gadgets inicialmente fueron fabricados en China. Debido a un extraño giro en la economía global, gran parte de esta basura electrónica regresa a morir al país asiático.
‘De acuerdo con los datos de la ONU, aproximadamente el 70% de los desechos electrónicos generados a nivel mundial terminan en China’, dijo Ma Tianjie, un vocero de la oficina en Beijing de Greenpeace.
 
‘Gran parte de ellos llega a través de canales ilegales debido a que bajo las convenciones de la ONU, existe una prohibición específica en que los desechos electrónicos sean transferidos de países desarrollados como Estados Unidos a países como China y Vietnam’.
 
Durante la última década, la ciudad de Guiyu en el sureste de China, situada en la principal zona de fabricación de China, ha sido un centro importante para la eliminación de desechos electrónicos. Aquí cientos de miles de personas son expertos en el desmantelamiento de la basura electrónica del mundo.
 
Aparentemente, en cada calle los trabajadores se sientan en el pavimento afuera de los talleres mientras arrancan las entrañas de electrodomésticos con martillos y taladros. Los caminos en Guiyu están llenos de paquetes de plástico, cables y otros desechos. Los componentes son separados de acuerdo a su valor y potencial para ser revendidos.
 
En una calle se encuentra una pila de placas verdes y doradas de circuitos. En otra, las cajas metálicas de computadoras de escritorio. En ocasiones, parece que los trabajadores arrancan una cosecha gigante de plástico, especialmente cuando las mujeres se paran en las carreteras y examinan ‘campos’ de chips plásticos que llegan hasta los tobillos.
 
En un taller, los hombres cortan sacos de estos chips plásticos, que después vierten en grandes tinas de fluido. Luego utilizan palas y sus propias manos para remover esta mezcla sintética.
 
‘Vendemos este plástico a Foxconn’, dijo uno de los trabajadores, refiriéndose a la empresa taiwanesa que fabrica productos para muchas empresas globales de electrónicos, incluidas Apple, Dell y Hewlett-Packard.
 
Esta puede ser una de las mayores operaciones informales de reciclado en el mundo para desechos electrónicos. En el garaje de una familia, los trabajadores parecían especializarse en clasificar plástico de viejos televisores y automóviles en cestas diferentes. ‘Si este vaso de plástico tiene un agujero, lo tiras’, dijo un hombre que dirigía la operación, mientras señalaba una taza de plástico rosa. ‘Lo tomamos y lo revendemos’.
 
Gran parte de la contaminación tóxica se produce por las placas de circuitos, plástico y cables de cobre que se queman, o porque las lavan con ácido hidroclórico para recuperar metales valiosos como el cobre y el acero. Este proceso contamina a los trabajadores y al medio ambiente con metales pesados tóxicos como el plomo, berilio y cadmio, al mismo tiempo liberan cenizas de hidrocarburos en el aire, agua y tierra, de acuerdo con el informe.

CNN en Español

Tags:

Esto tambien te puede interesar