Ecuador explotará un yacimiento petrolero en Amazonía

El Gobierno de Ecuador ha declarado el fin de la Iniciativa Yasuní-ITT, un compromiso del país para mantener indefinidamente inexplotadas las reservas de 846 millones de barriles de petróleo en la Amazonía ecuatoriana, ante la falta de apoyo internacional.

 
El país explotará así su mayor yacimiento petrolero ubicado en una reserva ecológica de la Amazonía, con adecuadas técnicas de extracción, ante la escasa respuesta de las naciones ricas para aportar a un fondo económico que evitaría su desarrollo.
 
‘He firmado el decreto ejecutivo para la liquidación de los fideicomisos Yasuní-ITT y con ello poner fin a la iniciativa’, dijo el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, en un mensaje a la nación a través de una cadena de radio y televisión.
 
‘De igual manera, en el mismo decreto, ordeno la elaboración de los estudios técnicos, económicos y jurídicos (…) para solicitar a la Asamblea la declaratoria de interés nacional al aprovechamiento del petróleo en el Yasuní’, agregó.
 
  La explotación del campo Tiputini, cuyo 80 por ciento de su área se encuentra fuera del parque, arrancará en los próximos días por la petrolera estatal Petroamazonas, luego de obtener los permisos ambientales.
La producción de los campos alcanzaría los 170.000 barriles diarios (bpd) en el año 2017, según un gráfico mostrado por el mandatario. Esa producción se sumaría a los 530.000 bpd que actualmente produce la nación andina, incluida la extracción de las firmas privadas.
 
‘El Yasuní seguirá viviendo, pero la pobreza disminuirá, y con suerte y adecuadas decisiones, la venceremos definitivamente’, añadió Correa, quien dijo que utilizará ‘adecuadas técnicas’ para la explotación.
 
Movimientos sociales y ecologistas han anunciado protestas en rechazo a la posible explotación del ITT por las implicaciones que tendría sobre la reserva y el ambiente.
 
‘El Yasuní debe mantenerse y eso es más importante que el petróleo. No estamos en contra del desarrollo del país, ni en contra de Correa’, dijo Adrián Soria, un biólogo de 38 años, que junto a otros ambientalistas se agruparon a las afueras del Palacio de Gobierno para defender la reserva ecológica, informa Reuters.

Tags:

Esto tambien te puede interesar

La erosión en suelos del Amazonas contribuye al cambio climático

Los desprendimientos de laderas que llegan al océano inciden en el cambio sobre el ...

Estados Unidos: Un oleoducto vertió 80 mil litros de petróleo al océano

Es operado por la compañía Plains All-American Pipeline que transporta petróleo a lo largo ...